fbpx
Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Planeta GolfPlaneta Golf

cobertura

Will Zalatoris gana el St. Jude Invitational tras infartante desempate con Sepp Straka

En el St. Jude Championship, primero de los tres playoffs de la FedEx Cup, paso de todo.

El estadounidense Will Zalatoris ganó su primer título en el PGA Tour, en el St. Jude Invitational, tras triunfar en un vibrante desempate a tres hoyos con el austríaco Sepp Straka, en el que ganó pese a concluir con un ‘bogey’.

Zalatoris y Straka completaron las cuatro rondas del St. Jude Invitational, disputado en el TPC Southwind de Memphis (Tennessee), con un acumulado de 15 bajo par, por lo que se jugaron el título en el desempate.

El estadounidense y el austríaco completaron los dos primeros hoyos con el par. El duelo final fue en el hoyo 11 de par 3, Zalatoris en la salida se metió en problemas de inmediato. Llegó muy lejos del green, y mientras rebotaba ocho veces a lo largo de la pared de piedra que separa el césped del agua, la pelota quedo atrapada entre el muro y la tierra firme. “Cuando aterrizó y la vi rebotar un par de veces y escuché a la multitud aplaudir, supe que tuve un golpe bastante afortunado“, dijo Zalatoris más tarde.

Como si esta secuencia de eventos no fueran lo suficientemente extraños, Straka siguió y realizó casi el mismo golpe. Simplemente no tuvo tanta suerte; su pelota rebotó dos veces y cayó al agua.

Cuando Straka se dirigió a la zona de lanzamiento no había visto la pelota atascada entre la pared que contiene y el espeso pasto, una situación que parecía garantizar que la pelota retrocedería al agua cuando fuera golpeada. “Pensé que probablemente tenía un chip“, dijo Straka.

Si Straka hubiera sabido el destino que le esperaba a Zalatoris, las cosas podrían haber sido diferentes. Straka desde la zona de dropeo, tomó una línea agresiva y lo envió al búnker. Zalatoris y su nuevo caddie, Joel Stock, discutieron su próximo movimiento. Se quedaron mirando la bola desde todos los ángulos buscando algo optimista, y ese fue el segundo momento clave del hoyo final, porque al fin, animados por el hecho de que Straka estaba en el búnker, decidieron no lanzar el tiro ambicioso, y dirigirse a la zona de dropeo.

Teniendo en cuenta dónde estaba Sepp, Joel me dijo unas tres veces: ‘Oye, Sepp existe mucho riesgo, retrocede, retrocede”.

Esta es la primera semana que Joel Stock trabaja para Zalatoris, después que este se separara de su amigo Ryan Goble en medio del Wyndham Championship una semana antes. Su primera ronda no fue todo lo que habían soñado, un uno sobre 71, pero a partir del viernes, Zalatoris le pidió a Stock que lo ayudara a leer los putts y, a partir de ahí, todo comenzó a funcionar. El domingo, Stock estuvo en su oído en el momento más crítico para ayudarlo a evitar tomar una mala decisión, pero a lo largo de la ronda logró mantenerlo tranquilo, recurriendo en ocasiones a pequeñas bromas para descomprimir la lógica tensión.

Fue Stock quien forzó a su jugador a la zona de dropeo. Desde allí, Zalatoris conectó un tercer tiro brillante a un metro y medio y posteriormente hizo el bogey para llevarse el torneo y saltar al No. 1 en los puntos de la Copa FedEx, clasificación con dos eventos de playoff restantes.

En tercera posición quedaron con -12 los estadounidenses Lucas Glover (131 en el ranking mundial) que entro gracias a las descalificaciones de los jugadores de LIV Golf y Brian Harman (rnk 47). La curiosidad que tuvo esta fecha es que el quinto puesto, con -11, estuvo compartido por siete jugadores: los estadounidenses Finau, Morikawa, Mullinax y Putnam, el español Jon Rahm y el inglés Matthew Fizpatrick.

Los mejores vinos a un click de distancia

Respecto a los latinos el chileno Joaquín Niemann fue el mejor ubicado con el decimotercero lugar, con un acumulado de nueve bajo par, el argentino Emiliano Grillo con menos seis (31 posición), el chileno Mito Pereira con un total de cinco bajo par, mientras que el colombiano Juan Sebastián Muñoz terminó con un cuatro bajo par.

Tarde en llegar, pero al final hay recompensa

La temporada de Zalatoris ha sido una racha de grandes títulos que pudieron ser. Una desgarradora derrota en los playoffs ante Justin Thomas en el Campeonato de la PGA y un segundo puesto en el US Open después de un duelo final con el eventual ganador Matt Fitzpatrick. Fue particularmente gratificante que sus tiros más decisivos en la recta final fueran con el putter, que durante mucho tiempo ha sido visto mayor debilidad.

Cada vez que te metes en la pelea, vas a aprender algo sobre ti mismo“, dijo Zalatoris, quien se unió a Camilo Villegas (Campeonato BMW 2008) como los únicos profesionales en ganar sus primeros títulos del tour en un evento de playoffs de la Copa FedEx. “El primer segundo puesto en el Masters me cambió la vida porque me puso en posición de jugar aquí. El segundo en el PGA fue una especie de afirmación de que no era una casualidad de una semana, y la tercera en el US Open me dio mucha más confianza en que podía ganar un major. Y fue justamente aquí“.

Esa confianza en sí mismo lo llevo en un caluroso domingo en Memphis, a levantar el anillo de bronce de la Copa FedEx.

Cameron Smith y la penalización de dos

El sábado Cameron Smith cerraba su jornada con -9 y a dos golpes de los lideres, sin embargo, fue penalizado el domingo con dos golpes después de un extraño incidente retroactivo.

Smith estaba jugando el cuarto hoyo par 3 el sábado en TPC Southwind y en su golpe de salida envió la pelota al agua que se encuentra a la izquierda del green. Smith hizo un drop a dos palos de donde la pelota cruzó la línea roja que marca el área penal y procedió a jugar su tercer tiro.

Los oficiales de reglas del PGA Tour notaron que la pelota parecía estar todavía cerca de tocar la línea roja del área de penalidad. El reglamento indica que ninguna parte de la pelota debe tocar la línea roja. Según el árbitro principal Gary Young, los miembros del comité hablaron entre ellos y decidieron que “se sentían lo suficientemente cómodos” para anunciarle la penalidad.

Le pidieron a Smith que se reuniera con ellos en la oficina de reglas y hablaron sobre lo que sucedió, Young dijo que Smith reconoció que la pelota estaba tocando la línea roja, pero que no sabía que eso era un problema.

Él no sabía que ninguna parte de la pelota podía tocar la línea”, dijo Young sobre el incidente en la transmisión de Golf Channel el domingo. “Pensó que, si una parte de la pelota estaba en el área general del campo, era seguro jugar”.

Sin embargo, según la Regla 17.1, debe tomarse un alivio completo del área de penalización. Como tal, se consideró que Smith había jugado su bola desde el lugar equivocado, una infracción de la Regla 14.7, y recibió una penalización de dos tiros. Dado que Smith no estaba al tanto del error, no fue penalizado por haber firmado una tarjeta de puntuación incorrecta, sino que comenzaría la ronda final con cuatro golpes por delante de JJ Spaun.

Él no sabía que ninguna parte de la pelota podía tocar la línea”, dijo Young sobre el incidente en la transmisión de Golf Channel el domingo. “Pensó que, si una parte de la pelota estaba en el área general del campo, era seguro jugar”.

Por supuesto, cualquier cosa que le suceda a Smith en los próximos días y semanas es una noticia importante dados los informes de que el australiano está en camino de unirse a LIV Golf después de la conclusión de los Playoffs de la Copa FedEx . Smith ingresó a la semana en el No. 2 en la lista de puntos, en línea para ganar potencialmente el título de toda la temporada y ganar $ 18 millones antes de posiblemente dejar la gira por un mega acuerdo con LIV.

Young dijo que Smith aceptó la decisión sin oposición. “Cam es un completo caballero“, dijo Young. “Él lo tomó de esa manera. Estuvo completamente tranquilo durante todo el proceso. Y una vez que descubrió que era una penalidad de dos golpes, me dijo ‘las reglas son las reglas“. Al estilo típico de Cam, simplemente lo aceptó”.

De hecho, Smith parecía tranquilo, dio el primer golpe en el penúltimo dúo e hizo un birdie en el primer hoyo.

Sepp Straka

La bolsa de St. Jude Championship

El primero de los tres playoffs de la FedEx Cup determinará quién es el ganador de la temporada en el PGA Tour. Un torneo en el que tenían acceso los 125 jugadores mejor clasificados de la temporada (salvo algunas excepciones por lesión, decisión personal o por la polémica con LIV Golf) y en el que se han repartido nada menos que 15 millones de dólares en premios. Tras este torneo, los 70 mejores de la clasificación de la FedEx, acceden al segundo playoff.

Para el ganador del FedEx St. Jude Championship, Will Zalatoris, además del trofeo y las habituales ventajas asociadas a ganar un torneo del PGA Tour, embolso un premio de 2.700.000 dólares. El segundo, Sepp Straka, se lleva 1.635.000 dólares. Mientras que Lucas Glover y Brian Harman, que comparten el tercer puesto, recibieron 885.000 dólares.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

PODRÍA INTERESARTE

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe todas las novedades y contenido exclusivo.