fbpx
Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Planeta GolfPlaneta Golf

Planeta Golf

Volvimos… (¿y con qué nos encontramos?)

Por Marcelo H Barba

Finalmente regresamos de nuestras ‘cortas’ vacaciones (siempre nos parecerán demasiado cortas, es un clásico).

Tal vez fueron siete días, diez, catorce o un mes completo…eso ahora no importa tanto, lo real es que estamos otra vez aquí, en carrera para enfrentar otro nuevo período laboral.

Algunos suertudos pudieron llevarse la bolsa de palos y accedieron a algún campo que les permitió practicar y refinar su swing (me imagino el trabajo y costo diplomático que significó ‘convencer a su compañera’ y al humor que le causó ver a “las herramientas” en el baúl de automóvil…).

Otros decidieron dejar todo el ‘herramental’ aquí, muy olvidados del Golf, dedicándose un 100% a la familia… pero internamente nunca apagaron la Usina generadora de ansiedad y ganas por volver a jugar. Eso Jamás…

Rápidamente vendrían los ajustes… proponiéndonos bajar esos cinco kilos que trajimos de algún lado… del mismo modo, pensaremos visitar algún gimnasio o ir más seguido al Driving, para recuperar nuestro estado físico, en fin… deberemos proceder con un afinamiento y puesta a punto de nuestras capacidades para retomar el Golf con un swing medianamente aceptable.

RUS

Sin embargo, lo que realmente nos preocupó al llegar a casa, fue la lluvia. Insistente, copiosa, desvergonzada, escondida tras los efectos climáticos de “El niño”; impidiéndonos en lo inmediato practicar aquello que tanto queremos: El Golf.

Y a pesar de que no llueva por un mes consecutivo, ya sabremos que los campos permanecerán ‘injugables’ por dos motivos importantes:

a) La suciedad acumulada (barro incluido) que dejó el agua al retirarse hacia sus límites, ramas y troncos caídos, etc., ¿Cómo harán para limpiar y volver a dejar los fairways en buenas condiciones de juego…?

b) El colchón esponjoso verdaderamente impresionante que se formó entre la superficie que pisamos y unos centímetros más abajo. Me olvidaba decir, además, que también desapareció todo vestigio de arena, la que supuestamente cubría los bunkers…

Siento mucho respeto y admiración por los responsables y empleados de los clubes que deberán volver a disponer y armar todo en su lugar.

Por donde sea que caminemos sentiremos que nos hundiremos en el piso esponjoso, con lo cual, no sólo se tratará de la humedad superficial, sino que entrará en juego el agua acumulada debajo del fairway.

Entonces, queridos golfistas, tendremos que esperar casi todo un mes completo (sin que vuelva a llover) para reencontrarnos en un campo de Golf, como aquel que dejamos antes que llegasen estas lluvias, tornados, caída de árboles y desastres meteorológicos… (La naturaleza que maltratamos, nos devuelve todo…)

Hace unos pocos días acompañé a un amigo a dar una vuelta periférica (en auto – cuasi lancha), por el perímetro externo al alambrado del campo de Golf. Recorrimos unas cuadras, hasta donde el agua nos permitió avanzar, como si remásemos en una góndola veneciana, con el ‘líquido’ casi a la altura de la puerta del auto. Cada tanto, ante nuestra vista aparecían algunos palos con sus banderas pegadas y chorreando, indicando irónicamente la ubicación exacta de un determinado hoyo en un supuesto green en medio de un lago.

La imagen era bastante apocalíptica, con el resto de los elementos como los fairways, bunkers y lagunas, unidos en un único paisaje líquido que no daba el aspecto ni la sensación de estar cubriendo un campo de Golf.

Las sorpresas no se limitaron solamente a las lluvias y sus consecuencias.

Como si faltase un condimento picante al ‘menú’, también aparecieron los mosquitos como una plaga bíblica y por más que intentaron fumigarlos para alejarlos, fue peor.

Lamentablemente este tema de los mosquitos, no sólo es una molestia para cualquier golfista. Hoy se ha transformado en un riesgo concreto de transmisión de Dengue, especialmente para quienes crucen o intenten caminar por cualquier campo húmedo, como nosotros los golfistas…

Ahora que saqué el tema de los pastos, resalto otro factor negativo que desmejorará sensiblemente la prolijidad y el aspecto de los campos, será precisamente la altura de los pastos y yuyos, que no podrán cortarse por la imposibilidad de ingresar maquinaria pesada (cortadoras, tractores). El piso está muy blando y no aguantaría el peso de los elementos de corte.

Mientras todo esto suceda y encontremos el arca de Noé, intentemos visitar algunos Drivings habilitados, pero cuidado…….. recordemos llevar con nosotros un repelente eficaz, de esos que prometen una duración superior a las dos horas (si es que lo conseguimos, porque también escasean). Qué país…

Muchachos, les deseo paciencia, mucha paciencia… falta relativamente poco para que llegue el tiempo frío y que se lleve toda esta ‘peste’ que nos enferma, contagia y molesta.

No dejemos el Golf, sigamos practicando nuestro swing, aunque sea dentro del baño, de la oficina, de un placard o el la alacena de la cocina..!!

Hasta la próxima.

2 respuestas a “Volvimos… (¿y con qué nos encontramos?)”

  1. Hugo M. Avatar
    Hugo M.

    Muy buen comentario. La mas preocupante los mosquitos y la posibilidad de contagiarse , debido a que aun en estas malas condiciones uno sigue jugando

    1. MARCELO BARBA Avatar
      MARCELO BARBA

      Hola Hugo..!! un placer “verte” por aquí.
      Gracias por tu comentario y participación. Coincidimos en que el tema de los mosquitos es fatal… si uno se carga con repelente, siempre existirá un sitio del cuerpo por donde piquen… justo cuando estamos por ejecutar un Putt… y escuchamos ese zumbido en nuestro oído. Terrible. Habrá que rezar para no contagiarse de dengue y esperar al invierno con alguna helada que los destruya (aunque me acabo de enterar que las larvas de estos mosquitos especiales pueden llegar a sobrevivir hasta el próximo verano).
      Un cordial saludo..!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comments

  1. Hugo M.

    marzo 25, 2024 at 6:10 pm

    Muy buen comentario. La mas preocupante los mosquitos y la posibilidad de contagiarse , debido a que aun en estas malas condiciones uno sigue jugando

    • MARCELO BARBA

      marzo 26, 2024 at 2:52 pm

      Hola Hugo..!! un placer “verte” por aquí.
      Gracias por tu comentario y participación. Coincidimos en que el tema de los mosquitos es fatal… si uno se carga con repelente, siempre existirá un sitio del cuerpo por donde piquen… justo cuando estamos por ejecutar un Putt… y escuchamos ese zumbido en nuestro oído. Terrible. Habrá que rezar para no contagiarse de dengue y esperar al invierno con alguna helada que los destruya (aunque me acabo de enterar que las larvas de estos mosquitos especiales pueden llegar a sobrevivir hasta el próximo verano).
      Un cordial saludo..!!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PODRÍA INTERESARTE

Planeta Golf

Planeta Golf

Planeta Golf

Planeta Golf

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe todas las novedades y contenido exclusivo.