fbpx
Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Planeta GolfPlaneta Golf

Planeta Golf

Volvieron los lentos. Un análisis del juego para Amateurs

Por Marcelo H. Barba

En realidad, nunca se fueron (ni creo que desaparezcan…) pero existen; son jugadores a los que no les importa jugar más ágilmente, ni que su partida de 18 hoyos tarde 6 horas… tampoco se preocupan mucho por la desconcentración, ni por el calor o el frío que sufren quienes los esperan.

Hablo de los Amateurs, sí… en particular, de los que -además- se ofenden cuando se los apura. Típico… diría que la lentitud en nuestro segmento es un clásico.

Para ser más precisos, los “golfistas tortugas” existirán siempre… tanto en el grupo de jugadores aficionados como en los Profesionales. Con lo cual, no tendremos muchas opciones más que aprender a convivir con la patología. Sin embargo, algo podríamos hacer… ya lo veremos más adelante.

Pero para ir aclarando las tantas cosas que conforman y definen al juego lento, propongo hacer un ejercicio de disección para comenzar a entender su origen y así separar las responsabilidades de su permanencia.

Comencemos por incorporar un concepto que no es deportivo, sino comercial. Por lo menos, en mi análisis, así lo veo… Los clubes (en general) siempre pretenderán ocupar su campo de Golf al máximo de su capacidad, e incluso tratarán de “sobrevender” dicha capacidad para lograr un mayor ingreso de dinero en conceptos de green-fees. Se entiende ¿no? Es parecido a lo que sucede en una autopista en un horario pico, donde en lugar de ser una vía de acceso ágil y dinámica se parece más a un Parking gigante donde nadie puede avanzar.

RUS

Eso nos lleva a una 2da. evaluación (quizás algo culpable) del juego lento: La configuración del campo de Golf; aquí pienso más en la complejidad de los hoyos, en términos de agua, fairways angostos, mucha arboleda, distribución desequilibrada de los pares 3 y 5; la exagerada altura del rought y todo lo que haga que los jugadores pierdan tiempo buscando sus pelotas perdidas y volviendo a jugar provisionales…

Otro factor que no ayuda a ‘inyectar’ agilidad en el recorrido, es la participación del Starter en el armado de las líneas de juego (vuelvo a aclarar que lo que digo es subjetivo y responde a mi propio criterio). Con esta percepción quiero manifestar que, si nuestro querido Starter es visto como un administrador de primer nivel, como debiera serlo en aquellos campos que reciben a muchos jugadores, deberá intentar en su administración básica, no mezclar líneas con jugadores de bajo handicap con aquellos que recién comienzan a conocer el Golf, del mismo modo que tratará de impedir que una línea de 2 jugadores salga detrás de otra de 4.

En fin, podríamos escribir un interesante y largo capítulo dedicado a la actividad que debería asignarle el Club a uno de sus principales administradores o gerentes de campo: el Starter.

En lo personal, incorporaría a este análisis de ayuda, en pro de la agilidad, a la tecnología que ya tenemos disponible para estos casos… Si bien existen clubes donde sus empleados podrían ayudar a agilizar el juego, ubicándose estratégicamente en los hoyos de mayor conflicto (en términos de tiempo de juego), hay otros clubes en cambio, que no disponen de esa facilidad humana de control y no cuentan con otra opción más que aguantarse las quejas de sus socios. Aquí en Argentina creo que vamos por este último camino.

Sin embargo, existe y está disponible la instalación de video cámaras remotas, que podrían actuar de forma similar a las que se instalan para seguridad periférica de un campo, enviando imágenes y recibiendo sonido hacia y desde un centro de control en la oficina del Starter, por ejemplo. Esta tecnología (simple y accesible), aplicada precisamente a resolver este inconveniente, reemplazaría la necesidad de contar con más personal de control en el campo.

Lamentablemente en esta disciplina pueden llegar a confundirse algunos conceptos que no son taxativos o empíricos. Normalmente -los golfistas- decimos que somos personas tranquilas, pensantes, calculadoras y extremadamente concentradas en el juego. Eso a veces, se confunde con tener permiso para “ser lentos” o para hacer todo lo que hacemos de una forma repetitiva y pausada. Un falso permiso que no está escrito ni normado, que nadie nos dio por el sólo hecho de jugar Golf, pero que muchas veces se termina aceptando por algunas autoridades. De hecho, el juego lento en Golf, es uno de los principales dolores de cabeza al que no le encontraron aún, un remedio efectivo. Sobre todo, en el segmento Profesional.

Más allá de lo formal y reglamentario, me voy a permitir sugerir algunas acciones personales que, según nuestra propia capacidad de negociación, pueden ser efectivas para agilizar el juego:

  • Enviar a nuestro caddie (si es que tenemos alguno en la línea) para hablar con el caddie o alguno de los jugadores de la línea que nos precede, para transmitirles nuestra propuesta de agilidad;
  • ir alguno de nosotros en forma personal a negociar la posibilidad de pasarlos;
  • hacerles alguna seña visual o sonora para advertirles que detrás de ellos la vida continúa;
  • esperar a encontrarnos en algún ‘cruce’ de hoyo -o en el mismo bar del 9- para intentar negociar la posibilidad de que nos dejen pasar, si delante de ellos no hay otra línea esperando…
  • Seguramente, alguno de los integrantes de la línea de juego llevará un celular consigo, con lo cual, existe la alternativa de hacer un breve llamado al Starter indicándole la necesidad de su intervención.

Mientras hacemos gimnasia con nuestra paciencia (otra de las grandísimas virtudes que nos exige el Golf), contaremos los swings de práctica (4, 6, u 8) que realizan quienes nos preceden… terrible en esos momentos, porque en cada intento o ejercicio de swing se alejarán de la pelota, la mirarán desde atrás, alinearán sus hombros, sus pies, en fin… es lo que tenemos que vivir y experimentar en nuestro mundo aficionado. Ni les cuento si, además, justo es día el Club dispuso jugar con “Lie mejorado”

Allí asistiremos a una sesión de terapia psicológica en vivo, para aceptar las obsesiones… las nuestras y las de los otros, cuando veamos cómo se pierde tiempo en todo el proceso de marcación y levante de la bola en juego, quienes medirán con sus tarjetas la nueva posición, los que limpiarán la bola con tanto frenesí hasta desgastarla, aquellos indecisos que buscarán el mejor lugar de pasto una y otra vez hasta que se convenzan y la dejen quieta para comenzar con el circo de los mil swings de práctica…

Compartiendo nuestra vida de golfista con otros golfistas, seguramente hablamos y tratamos de inducirle a esos compañeros y amigos, que no dejen de considerar la regla de cortesía que indica cederle el paso a la línea que nos sigue. Es un principio de educación que -además- será aplicado a favor nuestro cuando tengamos que sufrir el juego lento de quienes nos preceden.

Un profe me decía que se debería caminar rápido, ágil, sin pausas cuando vas tras tu pelota para ejecutar el próximo tiro (pensando mientras llegas a la misma, qué palo podría llegar a utilizar); pero no apurarnos cuando sea el momento de ejecutar.

La zona del green y sus alrededores, es otro sitio generador de lentitud en los campos. Deberemos aguardar hasta que los jugadores que nos anteceden se retiren y nos dejen pista libre para nuestros aterrizajes, pero además:

 Súmese
Dirección: Diego Mémoli
RRPP y Gestión Comercial: Soraya Ferri Networking
Celular +54 11 4070-4258  +54 11 4075-6981
soraya@sorayaferri.com.ar
contacto@planeta.golf
  • Cuando suban al green con su Putter en mano, dejen su carro o la bolsa de palos cerca del siguiente tee de salida, con esta simple acción evitarán cruzarse todo el espacio que probablemente defina al green y a los bunkers del alguno de sus costados. Eso genera tiempo de más.
  • Del mismo modo y a favor de los tiempos… Por favor, traten de anotar el resultado del hoyo cuando se retiren del green, en el tee del siguiente hoyo, despejando así la zona para quienes jueguen detrás nuestro.
  • No discutan sobre el green el score del hoyo, ni cuántos golpes hizo fulano o mengano. 
  • Si es posible y están todos los jugadores de acuerdo, eliminen la obligatoriedad de jugar con la bandera colocada cuando están jugando sobre el green.
  • No hace falta pasar una aspiradora o barrer el green con una escoba;
  • Tampoco es razonable reparar todos los piques que no interfieren en nuestra línea de juego.
  • Si jugamos un ‘fourball’ no es necesario que juguemos si nuestro compañero ya embocó e hizo los mismos (o menos) tantos que nosotros.
  • Siempre me preguntaré si realmente es efectivo observar la línea por debajo, por detrás, por delante, por el costado y desde arriba… para después tomarnos 5 Putts para embocar;
  • El green no es una zona abierta al parloteo, ni a la discusión, ni al festejo o cualquier otra manifestación, haciendo de la estadía un coloquio interminable.

Fuera del green y dentro de los bunkers, nos tocará ver a los busca-tesoros, empeñados (con su séptimo tiro desde la arena) en sacar todo el contenido del lugar y dejar a su pelota a 10 cm. de la bandera, cuando pudieron ahorrarse 4 ejecuciones y un mínimo de 5 minutos, si hubieran tirado hacia un costado (o hacia atrás) buscando una zona de pasto más indulgente que la arena.  

Otra de las acciones que nos generarán ansiedad, es cuando vemos a alguno de los jugadores que nos antecede, volver caminando hacia atrás, al tee de salida que ahora ocupamos nosotros, para jugar una bola provisoria porque se fueron de límites o perdieron la original.

Si ya intuimos que nuestra ejecución fue mala y seguramente perdimos la pelota, por favor, ejecutemos otra provisional antes de ir tras la primera, eso ahorrará muchísimo tiempo de juego.

Hagamos alguna marca visible a nuestras pelotas, dado que discutir con otro jugador sobre la paternidad de la bola en juego, llevará tiempo y agregará lentitud al juego.

Recuerden siempre que el tiempo de búsqueda de una bola perdida debe ser “razonable”, es decir, no más de 5 minutos. 

Tratemos de incorporar para nosotros mismos y, si es posible, inducirle a los demás, que para mantener un “ritmo óptimo”, cada uno de nuestros golpes no deberían exceder los 40 segundos de ejecución.

Alguna vez leí algo que me pareció muy bueno, sobre todo para aplicarlo en una línea de jugadores amigos o conocidos. Se trataba simplemente de jugar fuera de turno de una manera segura; es decir si alguno de los 3 o 4 jugadores de la línea, quedaba posicionado lejos del resto, en algún extremo del fairway, siempre que no interfiriese ni molestase a otro jugador, podía ejecutar su tiro con total responsabilidad, con el objetivo de agilizar el ritmo de juego.

A esta altura de la nota veo apropiado pedirles perdón, a quienes se sientan alcanzados o tremendamente ofendidos, por estas líneas, diciéndoles que lo único que intentan es darles un toque divertido a situaciones que, para muchos jugadores resultan desesperantes (los conozco bien y a veces jugamos juntos…).

También (ya que estoy pidiendo…) pido humildemente, que hagamos algo muy significante para el golf y el bienestar de quienes queremos disfrutarlo… juguemos ágilmente, máxime si además, nuestra línea se compone de 3 o 4 jugadores.

Hasta la próxima y a caminar más rápido…!

6 respuestas a “Volvieron los lentos. Un análisis del juego para Amateurs”

  1. Luis Avatar
    Luis

    Pelota provisoria se juega solo desde el tee de salida. Si el jugador salió del tee y no la encuentra es pelota perdida. No se puede volver a jugar provisoria. Si volvió pega el tercer golpe.

  2. Alberto Campos Carles Avatar
    Alberto Campos Carles

    Los lentos nunca miran para atrás. No les importa que atrás esperen dos o tres líneas juntas. Tampoco reconocen el derecho de paso de los de atrás cuando pierden pelota. Los lentos imitan a los gestos de los jugadores de la PGA, y a veces ponen a prueba la paciencia de los que deben esperar antes de cada golpe, mientras el interés y la concentración en el juego se va evaporando. Hay que buscar días y horarios de poca concurrencia para disfrutar del golf, no siempre los sábados son los mejores dias

    1. MARCELO BARBA Avatar
      MARCELO BARBA

      Roberto..!! lo que dices es verdad y lamentablemente no suele tener cura. Aquí vale mucho la ayuda de los Marshalls, Capitán o Starter. Indudablemente hay que llamarlos por cualquier medio y solicitarles que ‘pinchen’ a las momias que ponen el juego insoportable.
      Gracias por tu lectura y participación Luis; no te pierdas las notas que vendrán.
      Vayan nuestros saludos cordiales..!!

  3. Roberto Avatar
    Roberto

    Cuando comencé a jugar golf, hace unos 30 años, los altos hándicaps (más de 25) sólo podían anotarse después de las 10:30.
    Adicionalmente la suma de los hándicaps de la línea no podía superar 100 golpes.
    El juego lento es el veneno del golf, pedir paso siempre resulta conflictivo y estresante. Creo que lo único que ayuda es llamar al starter y rezar para que haga algo al respecto; ellos no se sienten cómodos pidiendo un ritmo de juego más rápido a un socio, cliente, propietario.

    1. MARCELO BARBA Avatar
      MARCELO BARBA

      Hola Roberto (creo que en la respuesta a uno de los comentarios por error te mencioné… disculpas, era para Alberto). Ahora sí, concentrado en mi ejecución… te contesto a ti y te digo que sería muy bueno que todos los clubes apliquen la metodología que mencionas en tu comentario, tanto para que los de alto handicap se anoten a una determinada hora, como la aplicación del máximo de 100 golpes por línea de jugadores. Me parece bueno… aunque no veo a ningún héroe (hablo del Starter) que quiera sacrificarse instrumentando algo así… Precisamente son “ellos” los que debieran mover un poco más la osamenta (o designar a los ayudantes necesarios) para controlar el ritmo del juego.
      Lamentablemente estos personajes (los starters) normalmente se sienten muy presionados por las autoridades, los socios, los amigos y todos aquellos que les solicitan recargar por demás al campo de juego, agregando a personas que no se anotaron previamente y sobrecargan todo. A veces los jugadores nos damos cuenta que se generarán problemas de atraso, cuando al llegar al 9 ya vemos que “mágicamente aparecen líneas insertadas” por delante nuestro… ¿no es culpa del Starter, acaso?
      Te agradecemos y enviamos nuestros cordiales saludos..!!

  4. MARCELO BARBA Avatar
    MARCELO BARBA

    Hola Luis..!! gracias por tu contacto, lectura y comentario. Coincidimos… lo único que sugiero es (si ya vimos que nuestra bola se dirigía hacia un lugar “complicado”) que evitemos desandar el camino que haremos hasta confirmar su pérdida, avisándole a los demás de la línea que impactaremos una bola adicional para evitar esa suma de tiempo muerto. Obviamente pongámosle los golpes de multa que reglamentariamente correspondan.
    Te mandamos saludos cordiales y la invitación para que sigas compartiendo estas líneas…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 Comments

  1. Luis

    enero 26, 2024 at 4:45 pm

    Pelota provisoria se juega solo desde el tee de salida. Si el jugador salió del tee y no la encuentra es pelota perdida. No se puede volver a jugar provisoria. Si volvió pega el tercer golpe.

  2. Alberto Campos Carles

    enero 26, 2024 at 6:41 pm

    Los lentos nunca miran para atrás. No les importa que atrás esperen dos o tres líneas juntas. Tampoco reconocen el derecho de paso de los de atrás cuando pierden pelota. Los lentos imitan a los gestos de los jugadores de la PGA, y a veces ponen a prueba la paciencia de los que deben esperar antes de cada golpe, mientras el interés y la concentración en el juego se va evaporando. Hay que buscar días y horarios de poca concurrencia para disfrutar del golf, no siempre los sábados son los mejores dias

    • MARCELO BARBA

      enero 27, 2024 at 9:11 pm

      Roberto..!! lo que dices es verdad y lamentablemente no suele tener cura. Aquí vale mucho la ayuda de los Marshalls, Capitán o Starter. Indudablemente hay que llamarlos por cualquier medio y solicitarles que ‘pinchen’ a las momias que ponen el juego insoportable.
      Gracias por tu lectura y participación Luis; no te pierdas las notas que vendrán.
      Vayan nuestros saludos cordiales..!!

  3. Roberto

    enero 26, 2024 at 9:37 pm

    Cuando comencé a jugar golf, hace unos 30 años, los altos hándicaps (más de 25) sólo podían anotarse después de las 10:30.
    Adicionalmente la suma de los hándicaps de la línea no podía superar 100 golpes.
    El juego lento es el veneno del golf, pedir paso siempre resulta conflictivo y estresante. Creo que lo único que ayuda es llamar al starter y rezar para que haga algo al respecto; ellos no se sienten cómodos pidiendo un ritmo de juego más rápido a un socio, cliente, propietario.

    • MARCELO BARBA

      enero 27, 2024 at 9:25 pm

      Hola Roberto (creo que en la respuesta a uno de los comentarios por error te mencioné… disculpas, era para Alberto). Ahora sí, concentrado en mi ejecución… te contesto a ti y te digo que sería muy bueno que todos los clubes apliquen la metodología que mencionas en tu comentario, tanto para que los de alto handicap se anoten a una determinada hora, como la aplicación del máximo de 100 golpes por línea de jugadores. Me parece bueno… aunque no veo a ningún héroe (hablo del Starter) que quiera sacrificarse instrumentando algo así… Precisamente son “ellos” los que debieran mover un poco más la osamenta (o designar a los ayudantes necesarios) para controlar el ritmo del juego.
      Lamentablemente estos personajes (los starters) normalmente se sienten muy presionados por las autoridades, los socios, los amigos y todos aquellos que les solicitan recargar por demás al campo de juego, agregando a personas que no se anotaron previamente y sobrecargan todo. A veces los jugadores nos damos cuenta que se generarán problemas de atraso, cuando al llegar al 9 ya vemos que “mágicamente aparecen líneas insertadas” por delante nuestro… ¿no es culpa del Starter, acaso?
      Te agradecemos y enviamos nuestros cordiales saludos..!!

  4. MARCELO BARBA

    enero 27, 2024 at 9:06 pm

    Hola Luis..!! gracias por tu contacto, lectura y comentario. Coincidimos… lo único que sugiero es (si ya vimos que nuestra bola se dirigía hacia un lugar “complicado”) que evitemos desandar el camino que haremos hasta confirmar su pérdida, avisándole a los demás de la línea que impactaremos una bola adicional para evitar esa suma de tiempo muerto. Obviamente pongámosle los golpes de multa que reglamentariamente correspondan.
    Te mandamos saludos cordiales y la invitación para que sigas compartiendo estas líneas…..

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PODRÍA INTERESARTE

Planeta Golf

Planeta Golf

Planeta Golf

Planeta Golf

Planeta Golf

Planeta Golf

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe todas las novedades y contenido exclusivo.