fbpx
Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Planeta GolfPlaneta Golf

cobertura

Tony Finau gana de modo intratable y el sueco Stenson -con sabor a revancha- se corona en LIV Golf.

Por Diego Mémoli

Tardo en destaparse, pero Tony Finau sigue intratable en el Pga Tour. En en el Rocket Mortgage Classic en Detroit, Finau alcanzo su cuarto trofeo en el PGA Tour. Con -26 el estadounidense tuvo un dia fantástico con 6 birdies y un boogie, Tony Finau prolongó su buena racha tras consagrarse en el 3M Open la semana pasada en el circuito estadounidense.

Atrás de Tony, con – 21 siguió un dueto integrado por los estadounidenses Patrick Cantalay y Cameron Young. El tercer miembro del tridente es el canadiense Taylor Pendrith, recientemente ascendido del Korn Ferry Tour.

Aprovechando el impulso de su victoria la semana pasada en Minnesota, Tony Finau jugó el golf más impecable de su carrera y se adjudicó el Rocket Mortgage Classic. En las últimas dos semanas, jugador de 32 años, está comenzando a cumplir la promesa que había mostrado a través de una serie de ocho finales de segundo lugar, desde que ganó el Abierto de Puerto Rico de 2016.

A pesar de haber obtenido una victoria impresionante en el 3M Open la semana pasada, Finau sintió que todavía tenía algo que demostrar esta semana y así sucedió. Una de sus metas para este año era alcanzar victorias múltiples y ocurrieron con solo 7 días de distancia.

Después de hacer bogey en el hoyo 18 [en el 3M Open], tenía un sabor amargo en la boca, y creo que me dio una motivación extra para ponerme allí de nuevo esta semana y probarme a mí mismo el tipo de jugador que soy”, explicó en la conferencia de prensa posterior a la ronda. “Así que eso es todo lo que traté de hacer. Cuando llegué al tee 14, mi objetivo era hacer birdie en el 14 y el 17. Si podía hacer eso, sabía que iba a ganar el torneo de golf y podía hacerlo. Estoy orgulloso de la forma en que terminé. Esta semana pude demostrarme a mí mismo el campeón que quiero ser”.

Durante mucho tiempo, Finau fue conocido como uno de los mejores golfistas del mundo que simplemente no sabía cómo ganar. Las compuertas se han abierto para Finau, y ayer demostró que pudo aplastar su etiqueta como el golfista dotado que no ha alcanzado su máximo potencial. El último jugador en ganar dos torneos consecutivos en el circuito fueo Brendon Todd en 2019 al vencer en el Bermuda Championship y luego en el Mayakoba Golf Classic.

Finau acumuló $29,4 millones en ganancias en el campo. Esto lo convierte actualmente en el 46º golfista más rico en la historia del PGA Tour desde el punto de vista de las ganancias en premios.

Tarda en llegar, pero para Stenson, hay recompensa

En Estados Unidos de América, pero en el otro lado del inframundo del golf, LIV sigue mostrando un formato sumamente atractivo y compacto que rompe la parsimonia y los aristocráticos gestos del PGA Tour.  Quien se corono y con gloria en la última jornada fue el desplazado por el circuito europeo, Henrik Stenson, ex capitán de Europa de la Copa Ryder.

El sueco, que acaba de perder su papel como capitán del equipo europeo para la Ryder Cup de Roma 2023 por su participación en el LIV Golf, terminó con una tarjeta global de -11. Después de las idas y vueltas en la que se lo despojo de la capitanía europea por participar en LIV Golf, se vio al mejor Stenson, por lo menos, del año. Da la impresión que la liga saudí le sienta bien al sueco 173 del ranking mundial, no solo por resultados, sino porque se lo vio concentrado y a la vez distendido, disfrutando de su juego.

Cuando concluyo su último hoyo, se fueron las sombras de los últimos días y sus brazos se abrieron de par en par. En su rostro se dibujó una enorme sonrisa. El hombre cuya frialdad le valió el apodo de “El Hombre de Hielo” estaba feliz y no lo disimulo en nada. No después de la primera victoria de Henrik Stenson en años y de las tumultuosas semanas que vivió una vez anunciado que se uniría a LIV Golf.

Stenson jugó un golf sólido en los tres días del torneo de Bedminster (Nueva Jersey) y ayer no le tembló el brazo en ningún momento, lo que le permitió sellar la victoria pese a la brillante ronda de Wolf, quien entregó una tarjeta de 64 golpes, siete bajo par.

El sueco logró tres ‘birdies’ por un solo ‘bogey’ y terminó el torneo con un acumulado de 202 golpes. Atrás de Henrik Stenson, en dupla acecharon los estadounidenses Dustin Jonson y el joven Matthew Wolff (78 rkn mundial) con – 9. El mexicano Carlos Ortiz, con muy buena actuación en los tres días del 54, termino en la tercera posición con una tarjeta que en el acumulado resto al campo -8.

Desde el punto de vista económico, la decisión de Henrik Stenson tuvo un retorno increíble dado que se embolsó cuatro millones de dólares por tres días de trabajo además de un adicional de U$S 1,500,000  con sus compañeros Ian Poulter, Lee Westwood y Sam Horsfield por terminar segundos en el evento por equipos simultáneo. Esta cifra es más de tres veces lo que gano Tony Finau en el mismo fin de semana.

A pesar de la polémica que se despierta entre la liga saudí y el circuito norteamericano, el mexicano Abraham Ancer comparó el ambiente que se vive en uno y otro torneo y se refirió al ambiente más amigable del LIV Golf: “Todos súper buena onda, se han portado increíble, muchas personas con las que no convivías en el PGA Tour, porque tienen su grupo, pero aquí entras al lockeroom y todos estamos conviviendo y pasando por lo mismo y contento con la decisión. Si completamente diferente a lo que hacíamos, pero es algo difícil que si no vienes a vivirlo puedes creer que es raro, pero creo que está saliendo mucho mejor de lo que la gente esperaba y está increíble la convivencia, la emoción del equipo e individualmente se pone bueno“.

1 Comment

  1. Raul Zapponi

    August 4, 2022 at 10:21 pm

    Felicitaciones!!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PODRÍA INTERESARTE

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe todas las novedades y contenido exclusivo.