fbpx
Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Planeta GolfPlaneta Golf

cobertura

The Players: Bienvenidos a la era de Scottie Scheffler

Después de dos años y un sinfín de argumentos, finalmente tenemos una respuesta a una de las grandes preguntas que enfrenta el golf contemporáneo: 72 hoyos son demasiado largos para un torneo profesional.

Sin embargo, hay un jugador para quien 72 hoyos son simplemente perfectos. Nos referimos a  Scottie Scheffler. Si le das cuatro rondas, Scheffler comienza a sentirse como el inevitable ganador.

En una palabra, ¿cómo describir su 64 del domingo para borrar la diferencia  de cinco golpes que tenia con Wyndham Clark y los 4 de Brian Harman y Xander Schauffele alcanzando su segundo Campeonato en solo una semana? Fue implacable y algo normal.

Scottie Scheffler no gana cada torneo en el que juega, ni siquiera gana la mitad de ellos. Es el mejor golfista del mundo por mucho, es excepcional en todas las categorías estadísticas excepto en el putt (donde ahora, de repente, es muy bueno), y trae consigo una calma silenciosa, casi plácida, que podrías llamar intimidante, pero no es exactamente inmortal. No es Tiger Woods en su mejor momento.

Pero el punto que vale la pena levantar es que está empezando a parecerse a ese Tiger imbatible.  Este Players, después de su victoria en Bay Hill hace una semana, fue uno que no se suponía que ganara. El viernes, parecía que podría retirarse por lesión. Nunca estuvo realmente en la contienda el sábado, solo rondando mientras Harman y Schauffele bajaban sus tarjetas. Este era su momento para confirmar su excelencia con un top-10.

Pero lo ganó con una exhibición de pura excelencia. En el hoyo 4 obtuvo un  eagle y a partir de entonces, fue el golf perfecto a pesar de que falló algunos putts la hipótesis de perder fue eliminada. La posibilidad de que Wyndham Clark hiciera el putt en el 18 fue una ilusión, porque el casi regreso de Clark fue una historia de la humanidad aferrándose en aguas turbulentas.

Existe un rumor de que Scottie Scheffler es aburrido. A principios de semana, un periodista preguntó a determinados jugadores qué pensaban de la idea de que no tenía “Carisma” como Rory McIlroy, Jordan Spieth o Tiger Woods. En respuesta, otros proponen una contra-narrativa de que en realidad es muy carismático pero se hace deliberadamente aburrido para los medios como estrategia para llevar una vida más fácil. La realidad es que es más interesante y simpático de lo que la gente piensa y no es ningún estratega social que retiene su brillo para no incentivar a una prensa sedienta de sangre.

Su conferencia después de su victoria fue típica —al principio, parecía que estaba hablando rápidamente para terminar con todo y marcharse, con respuestas más o menos automáticas, pero luego se convirtió en comentarios más genuinos, incluida una respuesta reflexiva sobre el acto de actuar frente a los medios en general.

RUS

“Simplemente creo que trato de ser lo más honesto posible”, dijo. “Este ambiente aquí donde todo se está grabando creo que puede ser un lugar difícil para ser cien por ciento honesto todo el tiempo. Hay que tener cuidado y no decir algo incorrecto.”

En un momento, habló sobre cómo su esposa le “daría un golpe en la cabeza” si alguna vez se volviera arrogante, y cuando le preguntaron si se lo podía comparar con Tiger, dijo que esa es una “pregunta divertida”.

“No voy a recordar los números exactos”, dijo. “Pero estamos jugando en [Riviera] este año, y golpeé mi drive y este tipo grita, como, ‘Felicidades por ser el número 1 Scottie. Once años más por delante.'”

Mientras los periodistas a su alrededor reían, él se encogió de hombros a medias ante la verdad evidente de su propia pequeñez frente a esos números. No hay necesidad de explicar la broma, solo de subrayar repitiendo el remate. “Once años más por delante.”

Súmese
Dirección: Diego Mémoli
Celular +54 11 4075-6981
contacto@planeta.golf

Así que sí, hay humanidad alli. Ha admitido antes que es rápido para llorar, y que se pone muy nervioso, y dijo el domingo que la pura, cegadora, gritona emoción también es parte de su registro emocional. Aún así, el estilo infalible de su juego y su apariencia impasible no puede evitar adjuntar un aura de dominio ineludibl. Estamos en medio de su dinastía personal en este preciso momento, y aunque sabemos que el tiempo seguramente barajará las cartas y lo hará falible, en este momento nos está haciendo cuestionar la verdad más grande de la imbatibilidad en este deporte.

Bienvenidos a la era de Scottie Scheffler

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PODRÍA INTERESARTE

Planeta Golf

Planeta Golf

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe todas las novedades y contenido exclusivo.