fbpx
Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Planeta GolfPlaneta Golf

cobertura

Rory McIlroy gano por knockout la Fedex mientras Scottie se durmió a pesar de la ventaja inicial.

El máximo defensor, junto a Tiger Woods, del PGA Tour embolso, los U$S 18 millones en la última jornada de la interrumpida FedEx Cup.  McIlroy comenzó el torneo seis golpes detrás de Scottie Scheffler, estaba 10 golpes atrás después de dos hoyos (cuando abrió con un triple buggie), nueve atrás después de 36 hoyos y seis atrás para comenzar la ronda final. Pero con rondas de 67-67-63-66 para llegar a 21 bajo par, se recuperó por el tercer título de la Copa FedEx de su carrera después de los ganados en 2014 y 2019.

Todo parecía que el gran año de Scottie Scheffler, se coronaria con el cierre de la FedEx Cup, pero no fue así. A pesar de su gran ventaja con la que arrancaba el domingo, con 4 buggies y solo un birdie, relego su ventaja y entrego los 18 millones para el norirlandés que con 6 birdies y un buggie tomo la punta de los jugosos play off.

Rory había compensado seis golpes sobre Scottie Scheffler en los primeros siete hoyos para empatar en el liderazgo durante la ronda final del Tour. Sin embargo, había hecho bogey en el 14 después de un golpe de salida perfecto. Al inglés se lo veía con convicción, pero poco fino en el green.

Me sentí tan cerca todo el año”, dijo McIlroy momentos después de su victoria. “Tuve un par de victorias, pero solo estaba esperando algo. Tal vez esto fue todo. Tuve un poco de suerte porque Scottie no jugó su mejor golf hoy, y aproveché eso con mi juego. Pero, ya sabes, me enfrenté al mejor jugador del mundo hoy y eso tiene que significar algo”.

La ronda final fue un enfrentamiento de Scheffler, quien lideró la gira con cuatro victorias, incluido el Masters, y su mejor estadística con un político McIlroy, quien lideró en promedio de anotaciones y golpes ganados. Sin embargo, el domingo por la tarde, Scheffler parecía estar lejos del jugador que dominó gran parte de la temporada y había obtenido una ventaja de dos golpes para comenzar el torneo en el formato de inicio escalonado.

Sus cortes desde el tee no fueron cortantes, golpeó solo la mitad de sus greens en la ronda final, lo que lo llevó a una única ronda por encima del par de la semana. No parecía el jugador que hizo cuatro birdies para terminar su tercera ronda el domingo por la mañana y abrir una ventaja de seis golpes sobre McIlroy y Xander Schauffele.

Mientras tanto, McIlroy tuvo un comienzo perfecto en su campeonato el domingo y lo llevó a la ronda final. Primero hizo birdie en los dos hoyos que le quedaban por jugar en un domingo maratoniano para completar su tercera ronda. “Es la manera perfecta de comenzar el día y espero poder continuar así esta tarde”, dijo McIlroy por la mañana.

A pesar de un bogey en el primer hoyo en East Lake, el mismo que triplicó para abrir el torneo el jueves, McIlroy hizo cuatro birdies en los siguientes seis hoyos para igualar a Scheffler con 20 bajo par. Scheffler se adelantó rápidamente con un birdie en el 8 para volver a tomar la delantera, pero ese sería su último birdie del día.

McIlroy volvió a empatar en el 12. Scheffler parecía indeciso en su segundo tiro desde 119 yardas, retrocedió varias veces y comprobó el viento en los árboles. Su golpe se enterró en el rough. Scheffler hizo un gran esfuerzo para mantenerse en 21 bajo par, pero McIlroy pegó su segundo a 6 pies y emboco con su putt.

McIlroy parecía listo para tomar el control en el par 4 con un recorrido perfecto recorrido de 346 yardas, pero fallo su segundo tiro y se quedó corto. Su tercero llegó justo antes del green e hizo un bogey para salir del liderato.

Después del birdie en el 15, ambos jugadores apuntaron a la izquierda en el 16. La bola de Scheffler se enterró en el rough y fabricó un tiro al bunker del lado del green. McIlroy parecía tener la ventaja en el búnker de la calle, a solo 130 yardas del hoyo. Parecía gustarle su tiro, incluso abriendo su palo, pero la bola se deslizó largamente hacia la galería detrás del green, dejando un tercer golpe difícil desde el rough.

Su tercero golpe estaba caliente, corriendo demasiado rápido, antes de que tomara un descanso. La bola, que parecía salirse del green, golpeó el centro y se detuvo a dos metros del hoyo.

Scheffler no pudo subir y bajar del búnker mientras McIlroy perforaba su putt para par, lo que le dio una ventaja de un golpe, la primera vez que alguien que no fuera Scheffler había liderado en toda la semana.

Los líderes proporcionaron dramatismo en el hoyo final del par 5 cuando Scheffler dejó su segundo en el búnker del green cerca de la derecha, pero McIlroy enganchó su golpe a la izquierda en la tribuna.

Scheffler pego su tercer golpe quedando muy lejos del del green. El necesitaba solo un par, McIlroy jugó seguro, conectó su tercero a dos putts para la victoria después de que el chip de Scheffler para birdie se quedara corto.

La victoria de McIlroy pone fin a una temporada salvaje del PGA Tour en la que el Tour vio a un rival, LIV Golf, lanzar y fichar a varios jugadores notables. Entre ellos se encontraban muchos de los antiguos compañeros de equipo de McIlroy en la Copa Ryder europea. Pero McIlroy se convirtió en uno de los críticos más abiertos de LIV y, junto con Tiger Woods, lideró algunos de los esfuerzos de los jugadores para realizar cambios completos en el PGA Tour. Justo esta semana, McIlroy anunció la creación de una liga complementaria al PGA Tour, la TGL, iniciada por él mismo y Woods a través de su nuevo TMRW Sports Group.

Todos en el Tour han tenido que lidiar con muchas cosas”, dijo McIlroy sobre la reciente agitación en el juego profesional. “Incluso los muchachos que se han ido a LIV han tenido que lidiar. Simplemente ha sido un momento muy tumultuoso en nuestro juego. Sin embargo, el PGA Tour es el más competitivo. Tiene los mejores jugadores y los campos más icónicos. No sé por qué querrías jugar en otro lugar”.

Se viene el éxodo al LIV Golf.

Es fuerte el rumor de que varios jugadores del PGA Tour den el salto a LIV. El más notable del grupo es Cameron Smith, el ganador del Open Championship en julio y el Players Championship en marzo y el jugador número 2 del mundo. El australiano de 29 años no ha ofrecido comentarios cuando se le preguntó sobre si se uniría a la liga saudí.

La otra gran figura es el chileno Joaquín Niemann quien asistió a la reunión exclusiva para jugadores organizada por Tiger Woods y Rory McIlroy la semana pasada en Delaware. En esa reunión, se discutieron varios cambios propuestos en el calendario y la estructura del PGA.

También resulta fuerte el rumor de que Mito Periera, otro golfista sudamericano prometedor, está considerando mudarse a LIV, aunque no está claro cuándo podría dar el salto. Golf Channel informó que también estaría listo para jugar en Boston, pero el sábado por la tarde, el chileno de 27 años publicó una foto de sí mismo con el uniforme del equipo de la Copa Internacional de Presidentes en su cuenta de Instagram y expresó lo honrado que estaba por jugar en la competencia, programada para finales de septiembre en Quail Hollow Club.Otro nombre informado por Sports Illustrated y ESPN que se unirá a LIV es Anirban Lahiri de India. La pérdida de Smith y Niemann, clasificados automáticos para la Copa Internacional de Presidentes, sería un duro golpe para las perspectivas de éxito del equipo del capitán Trevor Immelman el próximo mes. Immelman le dijo a Golf Digest que se ha estado preparando para el potencial de cambios tardíos en la lista dado el momento del final de la temporada y la probabilidad de que los jugadores salten a LIV.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

PODRÍA INTERESARTE

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe todas las novedades y contenido exclusivo.