fbpx
Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Planeta GolfPlaneta Golf

Planeta Golf

La libretita negra

Por Marcelo H. Barba

Todos hemos visto personalmente o por la tele a los jugadores que, en los torneos, realizan anotaciones en sus libretitas, unas que por lo general llevan -como pegadas- en sus bolsillos traseros.

Es una invalorable -inseparable- ‘bitácora’ donde registran cada pasaje de su juego; muy propia de los jugadores profesionales de alta competencia, dado que allí vuelcan la información que recogen de cada hoyo, tee de salida, green, etc., por donde se desplazan. Más aún, registran comentarios y sugerencias puntuales de sus caddies.

Les comparto una breve anécdota:

Hace mucho tiempo viví la exquisita sorpresa y experiencia, que coincidió con un día de la semana (creo que fue jueves) donde junto a un amigo, nos fuimos al “Smithfield”. Un hermoso club de Golf situado en la localidad de Zárate, provincia de Bs. As, justo detrás de una fábrica de autos japoneses.

Llegamos a eso de las 9 y nos dispusimos a tomar un café, así de paso, consultaríamos si podíamos jugar o esperar… porque, si bien estábamos solos, al estacionar pudimos observar una actividad importante de mantenimiento sobre el tee del 1, eso nos hizo dudar sobre la disponibilidad de la cancha.

RUS

Sin embargo, no hubo problemas y nos indicaron que, si queríamos, también podíamos elegir la salida por el hoyo 10. Lo interesante, fue que, mientras terminábamos los cafés, justo cuando estábamos por pagar la consumición, hacía su ingreso al bar el querido Pro Ángel ´Pato’ Cabrera con su hijo, que para esa época ya mostraba el orgullo y la bandera argentina por haber triunfado en el abierto de EE.UU. pero en esta ocasión, había sido invitado por su amigo personal, el capitán de la cancha, a pasar un día de Golf, asado y Fernet.

Cabrera entró muy tímidamente, saludando amablemente a todos los presentes (nosotros estábamos solos en una mesa…) un par de mozos del bar y alguna autoridad del club. Claramente no perdimos la oportunidad de hacerle una invitación para que nos acompañase en nuestra mesa. No dudaron y junto a su hijo se sentaron y el “Pato” hizo una seña al mozo, aparentemente conocida, ordenando su bebida favorita: un fernet con cola (y recién eran las diez de la mañana…).

Cabrera se acomodó y dejó apoyado sobre la mesa sus documentos, una billetera y la libreta que inmediatamente llamó mi atención, abierta en unas páginas que parecían dibujadas con mamarrachos…

Mientras charlábamos, aproveché (solicitándole permiso…) para observar con mayor detalle las anotaciones que veía. Había dibujos y trazados de ciertas partes del campo y de algunos hoyos, que no eran del Smithfield, pero se indicaban flechas finas y gruesas, números, y otras señales que para mí serían indescifrables hasta que me lo aclarasen.

En seguida trató de explicarnos (porque mi amigo también abría sus ojos con sorpresa y compartía esa visión) que las flechas, los signos más (+) y menos (-) indicaban declives o caídas del terreno; que otras anotaciones hacían referencia a distancias y tamaños de los bunkers o aguas hasta la bandera, en fin… un “mapa” codificado sobre una pequeña hoja, donde se resumían algunas variables significativas que el jugador (o su caddie) detectaron en algún momento del recorrido.

Sea Parte de Planeta Golf
Participe con Contenidos o publicidad
Dirección Diego Mémoli
dmemoli@thelabmakers.com

El ‘Pato’ nos miró y me consultó, si siempre jugábamos allí (en Zárate). Le contesté que 9 cada 10 encuentros lo resolvíamos sobre esta cancha; entonces dijo:

“Uds. no necesitan ningún registro ni libretita, porque ya tienen cargados cada hoyo de esta cancha en sus cabezas; ya conocen las caídas de cada green, los obstáculos a evitar, el tipo de arena de los bunkers, todo lo que no sabe ni se imagina un visitante que jamás la recorrió…”

Continuó diciendo: “lo que deberían registrar de alguna forma, es precisamente las distancias parciales y las velocidades de cada green…”, en fin, cada golfista en definitiva seleccionará qué es lo que desea registrar o recurrirá a su propia memoria. Pero si ya ha jugado en muchos campos y le resulta dificultoso asociar sus particularidades mentalmente, entonces echará mano a los datos volcados en su libreta (ahora que lo pienso, estimo que tendrán una libreta asignada para cada campo que jugaron).

En sus casos particulares, decía el Pato, lo que les aconsejo que hagan rápidamente, sin agregarle tiempo al juego, es registrar cuatro cifras que considero importantes si quieren mejorar su juego:

1) Cantidad de golpes de fairway hasta llegar el green (sobre todo los approaches);

2) cantidad de golpes de Putts hasta embocarla;

3) cantidad de golpes fallidos que terminaron en la arena, el agua o fuera de límites;

4) total de infracciones o multas registradas en los 18 hoyos.

Hasta pueden sumarlos y sacar promedios, por ejemplo, si hicieron un total de 65 golpes de Putt, y luego lo dividen por 18, esto les mostrará la llamativa cifra de 3,62 (o 4 para redondear…) golpes arriba de cada green.

Si uno tuviese la paciencia y constancia de llevar dicha información por partido jugado, volcarlos en algún registro y hacer una estadística de la evolución de los mismos en el tiempo… se sorprendería al observar el avance logrado, en términos de experiencia adquirida y cantidad de golpes parciales o totales realizados. No es un consejo para dejar de lado.

Es más, durante algunos meses, recuerdo que cuando el Starter nos entregaba las tarjetas, le solicitaba una de más, en blanco. Sobre la misma, independientemente de lo que anotaba en la tarjeta formal de mi acompañante (que al final entregaría), en la otra sin datos, iría anotando, para cada hoyo, solamente dos números propios que me ayudarían a analizar mis ‘tendencias’.

Es así que, para el hoyo 1 (por Ej.) anotaría un 7, y sobre el mismo renglón también mostraría un paréntesis encerrando un 4 y un 3, que para mí lógica interna, representarían cuatro golpes sobre el fairway y 3 golpes sobre el green; o sea: è 7  (4,3).

Con estas anotaciones estaría creando y registrando mi humilde “Mini-Libretita” de juego. Esa ‘práctica’ me sirvió, fue muy útil para ver cómo avanzaba a través de las semanas o meses de juego sobre la misma cancha de Golf.

Aproveché para compartir esos ‘numerillos’ con mi Profe, quien inmediatamente la usó para demostrarme algo directo: si no hacíamos algo para disminuir drásticamente la cantidad de golpes sobre el green, sería muy difícil obtener mejores cifras finales o ganar algún torneo. Teníamos que proponernos afinar el Putter hasta logar hacer dos (2) golpes sobre el green, en promedio… Tremenda y difícil esa propuesta.

En aquella época no me importaba hacer 4 o 5 Putts por hoyo (espantoso…) más que pegar y ganar 50 o 70 yardas de distancia con mi driver… pensaba que la esencia del Golf estaba más cerca de la fuerza que de la precisión. Me olvidé del “equilibrio” que siempre nos propone el Golf.

Por fuera de las técnicas y particularidades que seguramente obtendrán de un buen Profesor (eso es y será indispensable), recomiendo a todos que, si pueden y lo desean, pongan en práctica este registro de estadísticas, aunque sea por unos meses, para dejar plasmado y escrito nuestro derrotero por los campos que más frecuentamos.

Créanme que todo cambia (nuestra percepción cambia) cuando recién vemos y leemos lo que hicimos.

Cuando por Ej., leamos que nos anotamos un 8 en un par tres… allí tomaremos conciencia de cada golpe; se nos pondrá en marcha la rutina mental de comparaciones (¿Qué hubiera pasado si…? Si en lugar de hacer 3 golpes en la arena hubiera sacado la bola hacia un costado, o, cuál hubiera sido el resultado si elegía un palo menos potente… pero eso es como leer un domingo el diario del lunes…)

Todo ese análisis es válido y sucederá SIEMPRE, luego de terminar la ronda, inclusive, diría que nos perseguirá por unos días… pero se verá mejor soportado (el análisis) si además, le incorporamos datos empíricos, los que anotamos en forma marginal en las tarjetas en blanco que oportunamente guardamos… (que ahora podríamos llamar nuestra propia, minúscula y humilde “Libretita negra”)

Buen Golf para todos, con mucho sol, buena temperatura y rodeados de amigos..!!!

Hasta la próxima.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PODRÍA INTERESARTE

Planeta Golf

Planeta Golf

Planeta Golf

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe todas las novedades y contenido exclusivo.