fbpx
Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Planeta GolfPlaneta Golf

Planeta Golf

La distancia “a ojo…”

Por Marcelo Barba

El tema de la distancia en Golf, más precisamente el espacio que existe entre nuestra pelota y la bandera, es una incógnita que sólo la develarán (y parcialmente) los aparatos de tipo binoculares, que bien utilizados son bastante precisos, pero… no estarían -aún- autorizados dentro del reglamento ni permitido su uso en los torneos, bajo penalidad de descalificación según la Regla 14-3 (Dispositivos Artificiales, Equipo Insólito y Uso Insólito del Equipo). Aunque todo es discutible… con el tiempo, terminará revisándose la regla, seguro.

Otro ’elemento’ de ayuda, permitido y utilizado, son los conocidos y expertos caddies (remarcando la calificación “experto”) ya que son capaces de indicarle al jugador la distancia a la que se encuentra determinado obstáculo, agua o green con muchísima precisión…

RUS

Aclaremos también que estos ‘expertos’, de la máxima experiencia y calidad de Caddies (tema para otra nota, donde trataremos de identificar las distintas categorías de Caddies; en esta actividad encontraremos a los ‘lleva-bolsa’, que lo único que prestarán es su servicio de trasladar consigo nuestro equipo de palos; los caddies tradicionales, un poco más caros, que nos ‘ayudarán’ con ciertos conocimientos del campo, es decir, por donde No desplazarnos, indicándonos rumbos a evitar por presencia de agua o arenas; los caddies de primera, de más alto nivel de conocimiento y valor económico, que además de todo lo anterior actuarán como profesores ‘on-line’ mientras dure su compañía; y los súper caddies como estos “baqueanos” que ahora nos referimos, que podremos contratarlos al 10% del total de premios que eventualmente recibamos en cada torneo, una ganga). Pero este último no es ni será (por ahora) nuestro caso…

Estos ‘genios de la distancia’ (catalogados como profesores, psicólogos y sargentos) no están disponibles ni en los lugares que frecuentamos, ni en los días que jugamos u horarios que pretendemos nos acompañen; sólo los veremos acompañando a personajes como los que jugaron en el Master de Augusta y en algún torneo local, llevando la bolsa y caminado junto a algún gran profesional.

Estas personas siempre me parecieron asombrosas y merecen mis respetos.

Digo, que una persona llegue a administrar esa capacidad virtuosa de determinar con tremenda exactitud, la distancia a la que se encuentran los elementos que se pueden visualizar, sea un bunker, laguna o la misma bandera sobre el green… es o se parece mucho a un mago que hace magia real.

Desconozco la forma y en definitiva la metodología, que se utiliza para llegar a dominar esas evaluaciones con tanta precisión, que en algunos casos maneja márgenes de error del orden del medio metro…

Sin embargo, creo poder acercarme al secreto (o develar parte del mismo) cuando en este último torneo de Augusta, observé que dos días antes de su comienzo formal (el jueves), uno de esos caddies de golfistas famosos, vestido como si fuese una persona del público, irreconocible, curiosa por cierto… que se tomaba el trabajo de caminar por el campo registrando visualmente cada particularidad significativa de los hoyos, sobre todo, el ante, durante y después de cada bandera sobre los greenes.

Tal vez ese ‘ejercicio previo’ de recorrida del campo, para quien terminaría acompañando y aconsejando en cada tiro a un profesional, es una actividad que existía desde hace mucho tiempo, pero no me había percatado hasta ahora. ¡¡Entre nosotros, confieso que yo mismo haría eso (hasta iría de noche y con linterna…) si me tocase en suerte ser caddie de alguno de esos grandes personajes…!!

Sin embargo, creo ser irrespetuoso, si me olvido de incorporar otro análisis que nosotros no hacemos (y me parece más relacionado con un sexto sentido que poseen estos caddies…). Me refiero al estudio ‘on-line + tiempo real’, que hacen del clima y otros factores.

Es decir que, a sus estimaciones particulares de distancias, además le agregan un factor de corrección propio, relacionado con la humedad del día, el horario del juego, el viento del momento, los árboles que eventualmente acompañan al fairway, el estado físico y psíquico del jugador, su nivel de adrenalina según se acerque a la definición del hoyo o del torneo; en fin, repito sin eufemismos, que es pura magia…

Volviendo al tema de las distancias, en nuestra realidad de jugadores amateurs, por ahora deberemos incorporar e identificar las señales que nos ofrece el campo donde estemos jugando. En casi todas las canchas existen marcas visibles sobre el fairway que nos indican una determinada distancia al centro del green.

Por Ej., si vemos mojones de color azul nos indicarán que estamos a doscientas yardas del objetivo; los blancos a 150 y los rojos a 100.

A veces esos colores cambian y no se respetan los mismos códigos de distancia para todas las canchas, habrá que tenerlo en cuenta al ingresar al campo, cuando leamos los anuncios que indican las particularidades del terreno y las reglas locales.

Ya que estamos… informémonos también si las medidas indicadas se registraron en metros o yardas, ya que una yarda equivale a 0,9144 metros y, si estamos acostumbrados a pensar y trabajar con el sistema métrico decimal, recordemos que las marcas de 100 yardas en realidad, nos indican unos 91,44 metros reales.

En particular, dependiendo de la frecuencia con la que visitamos un determinado campo de Golf, les comento que, personalmente y en cuestiones de distancias, me ubico también por la posición que tienen los árboles, un determinado puente, la cercanía a una laguna y cualquier otra referencia que ya conocimos y guardamos celosamente en nuestra mente.

Ya sé qué palo deberé ejecutar desde esos puntos ‘memorizados’ y en muchas ocasiones ni siquiera hago cálculos más precisos de distancias. Sé, por ejemplo, que desde el borde del comienzo del puente, con un pitch podré dejarla en medio del green… y eso me basta.

A partir de este comentario, referido a tomar puntos de referencia y volver a ejecutar tiros conocidos con los palos que confiamos avanzar tantos metros… les adelanto que nos irá mal en canchas desconocidas.

Con lo cual, el remedio a ese raro vicio (el de jugar siempre en el mismo circuito y las mismas distancias) es conocer con mayor precisión que nunca, el poder que es capaz de ofrecernos cada uno de los palos que poseemos, incluyendo maderas e híbridos. Recién ahí estaremos en mejores condiciones de comenzar a domar y administrar las distancias que (sin ayuda de ningún Caddie) enfrentaremos en cada campo que juguemos.

Siempre recordemos que no deberemos relacionar el N° del palo que utilizamos con la supuesta distancia que el mismo es capaz de ofrecer. Nunca un hierro 5 nos brindará una distancia de 200 metros, jamás en nuestra capacidad amateur. Nunca podremos afirmar que con el Pitch haremos volar nuestra pelota más allá de las 100 yardas…

Cada número de nuestros palos nos debería indicar la realidad de nuestras fortalezas, no hay nada escrito ni nos deberá parecer vergonzoso tomar un hierro 8 para recorrer 90 metros, o acaso jugar desde la salida de un par 3 con el Driver.

El secreto para conocer los “límites” físicos que ofrecen nuestros palos en términos de distancias, como en otras ocasiones, pasará por la práctica… por muchos baldes de pelotas en cualquier Driving y un registro de lo que eventualmente logremos con cada palo que utilicemos.

Esa será la forma más prolija, práctica y profesional (dentro de nuestro mundo amateur) que nos llevará a ser más justos en las mediciones “a ojo”… y  a comprender mejor las actividades de los “Súper-Caddies”.

Buen Golf para todos y mi deseo para que comiencen a estimar sus propias distancias para alcanzarlas con sus propios palos…

Mi saludo siempre respetuoso y admiración personal hacia los Caddies y hasta la próxima.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PODRÍA INTERESARTE

Planeta Golf

Planeta Golf

Planeta Golf

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe todas las novedades y contenido exclusivo.