fbpx
Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Planeta GolfPlaneta Golf

Business

Frankie Bunge, diseñador de canchas de golf: “En cada terreno hay una cancha ideal”

Entrevista

Entrevista

Por Axel Ochoa

Frankie Bunge nacido en Buenos Aires reside actualmente en Tucumán. Antes de dedicarse de lleno al diseño de campos de golf era empresario y productor agropecuario.

Bunge empezó su carrera como arquitecto de golf casi por casualidad en 1991. Tuvo el orgullo y acierto de trabajar con grandes referencias como Tom Weiskopf quien alcanzó  16 títulos de PGA y es reconocido como un diseñador notable de campos. 

También colaboró con Arnold Palmer uno de los “Big Three” (Los Tres Grandes) que con Jack Nicklaus y Gary Player lograron masificar el golf a través de la televisión.  Palmer también fue un prolífico diseñador, de hecho, proyectó más de 300 canchas en más de 25 países.

Frankie Bunge (camisa celeste y lentes oscuros) en 2018 mientras se construía el Terrón

Ser diseñador de canchas de golf no es algo normal en Argentina. ¿Cómo y por qué decidiste trabajar en este rubro?

Empecé a jugar al golf de grande, a los 30 años. Al poco tiempo, decidí mudarme a Rosario de la Frontera, Salta, a trabajar en la finca de mi hermano, que se había asociado con Juan Nicholson, quien luego sería presidente del Olivos Golf Club y Pilará. El lugar se llama Estancia El Mollar.

En su momento, ellos empezaron a construir una cancha de 9 hoyos, con tres greenes y varios tees de salida. Por distintos motivos, la gente que empezó con el proyecto no pudo continuar, así que me pidieron a mí que me haga cargo del mismo.

A los tres greenes que originalmente iban a constituir el proyecto, decidí agregarle uno más. La cancha se terminó de construir con un total de cuatro greenes, nueve fairways y dieciocho tees de salida.

De esa manera diseñamos una cancha par 71 con mucho carácter y estrategia. Fue un proyecto muy divertido ya que al haber solo cuatro greenes, hubo que pensar y diseñar greenes a los que se le pueda entrar desde distintos ángulos.

Al finalizar sus vueltas, los jugadores no podían creer que la cancha tuviese solo cuatro greenes

Varios profesionales y buenos jugadores que pasaban por la finca y jugaban la cancha me comentaban que les parecía que yo tenía aptitud para esto del diseño y así fue que empecé en el rubro

¿Qué canchas argentinas han influenciado la forma en la que diseñas tus proyectos?

Jockey Club Argentino

Argentina tiene mucha historia golfística y grandes diseños que sin duda están entre los mejores de Latinoamérica. Si tuviese que elegir las canchas, desde un punto arquitectónico, que tienen mayor valor, te diría que son las siguientes:

Jockey Club Argentino: Ambas canchas (Azul y Colorada) fueron diseñadas por Alister Mackenzie (diseñador de Augusta National, Cypress Point, Pasatiempo, Royal Melbourne, entre muchas otras canchas consideradas dentro de las mejores del mundo).

En el presente, se ve un poco desnaturalizada en comparación a lo que era en sus principios, mayormente por la constante plantación y crecimiento de árboles, pero sigue teniendo un gran valor arquitectónico e histórico.

A cualquier persona que esté interesada en entender y/o estudiar el diseño de canchas de golf, le recomendaría que vaya a jugar al Jockey Club.

Buenos Aires Golf Club

Olivos Golf Club: Otro club con mucha historia y una cancha con muchos hoyos interesantes. Me gusta mucho el diseño de sus greenes y la gran cantidad de hoyos del tipo “risk and reward” entre su diseño. Además, es una cancha que marcó una época en el golf local, donde se jugaron una inmensa cantidad de grandes campeonatos tanto de aficionados como profesionales. 

Martindale Country Club: Si bien es más moderna que las previas canchas mencionadas, creo que tiene mucho valor en su diseño. Claramente tiene conceptos más contemporáneos en donde se usaron volúmenes más abruptos en su construcción y gracias a ello, se lograron llevar a cabo ideas muy interesantes.

Buenos Aires Golf Club: Tal vez la mejor de las canchas mencionadas hasta el momento. Un proyecto de Robert Von Hagge en el cual la calidad de la construcción estuvo al nivel del diseño, cosa que no siempre pasa. 

Chapelco Golf & Resort.

Chapelco Golf & Resort: Un diseño de Jack Nicklaus que tuve la suerte de jugar en muchas ocasiones. 

Termas de Río Hondo: Otra cancha moderna importantísima en el país en donde trabajó mi gran amigo Alejandro Frias Silva. 

El Terrón: Un gran diseño de Tom Weiskopf en donde tuve la suerte de ser el Project Manager, trabajando mano a mano con un equipo de lo mejor de EE.UU.

Si tuviese que nombrar a la más divertida, o a la que a mí más me gusta jugar, tendría que elegir a la cancha vieja del Mar del Plata Golf Club, más conocido como “Playa Grande.” Además de ser un pedazo muy grande de la historia del golf en nuestro país, en una cancha de estilo “links.”

Playa Grande

Las canchas de este estilo tienen una filosofía con la cual yo me siento identificado. Junto con Miramar Links, Playa Grande es una cancha súper estratégica que muestra la otra cara del diseño de canchas de golf.

¿Con cuáles diseñadores del pasado te sentís identificado?

Como acabo de mencionar, yo tengo una especial predilección por canchas del tipo links, generalmente encontradas en el Reino Unido.

En cuanto a que nombres me han marcado, te mencionaría a los europeos Tom Morris, Allister Mackenzie, H.S. Colt y Donald Ross. También hay muchos diseñadores estadounidenses de gran valor tanto en el pasado como en el presente.

Los primeros que se me vienen a la mente del pasado son A.W. Tillinghast y C.B. MacDonald.

Tom Weiskopf

De los arquitectos del presente, tengo que mencionar a tres con los cuales tuve contacto directo y tuve la suerte de ser parte de algunos de sus proyectos: Arnold Palmer, Bob Cupp y Tom Weiskopf. Los tres han sido muy generosos conmigo y han compartido conceptos que me han ayudado en mi progreso como diseñador. 

Se me hace difícil decidir quién tuvo más influencia en mí. Creo que uno, como diseñador siempre está tratando de aprender conceptos de los nombres mencionados. La idea no es copiarlos sino, saber cómo y cuándo aplicar ciertos conceptos que uno fue aprendiendo de ellos con el pasar del tiempo.

Por poner un ejemplo, cuando me tocó hacer mi primer diseño en Estancia La Paz, en los hoyos de la sierra, usé muchos conceptos e influencias que aprendí trabajando con la gente de Tom Fazio, pero a la vez, también utilicé conceptos de otros diseñadores con los que me tocó trabajar.

Termas de Rio Hondo

Cualquier persona que haya jugado en Estancia La Paz, se habrá dado cuenta que sus hoyos son muy diferentes y existe una gran variedad en cuanto al diseño de los bunkers, conceptos visuales y demás. 

¿Qué cosas o conceptos desearías que el jugador promedio entendiese en cuanto al diseño de una cancha de golf?

Creo que la mayoría de los buenos jugadores en Argentina saben reconocer y diferenciar un diseño del tipo penal al de uno heroico o estratégico. Además, creo que ellos saben ver la calidad de un diseño o de un proyecto que consigue mucho con pocos recursos. 

¿Cuál es tu filosofía a la hora de diseñar una cancha?

Es difícil contestar esa pregunta porque creo que no existe una filosofía determinada a la hora de diseñar. Por lo menos en mi caso no la hay.

Olivos Golf Club

Yo respondo a lo que el terreno me sugiere. En cada terreno hay una cancha “ideal” y el trabajo de un diseñador es tratar de encontrar la mejor opción como hacían los antiguos arquitectos cuando no existía el tipo de maquinaria que hay hoy en día para mover tierra y crear movimiento. 

En cuanto a mis ideas, creo que el golf, y sobretodo el diseño de las canchas, tiene que empezar a ir en una dirección opuesta a lo que se viene haciendo en el pasado.

Creo que las canchas tienen que ser muy amigables y entretenidas para los golfistas que se inician y al mismo tiempo tiene que ser un desafío para los jugadores profesionales o los de bajo hándicap.

Algo que también creo que es esencial, y que de hecho se está haciendo mucho en los nuevos proyectos en Estados Unidos, es bajar los costos de mantenimiento. Para ello habría que reducir la cantidad de zonas de la cancha que se mantienen, es decir, habría que cortar menos pasto y usar menos herbicidas.

A su vez, los greenes deberían ser más chicos y los entornos de los greenes más interesantes, volviendo a un concepto bien escocés. Estos conceptos podrían hacer del golf un deporte más barato y más acorde a la situación económica del país, y a la vez, una vuelta de golf se podría desarrollar en menor tiempo y ser más divertida para todos, sin importar el nivel de juego. 

¿De todos los proyectos en los que te tocó participar, cuál fue el que más te gustó?

Es muy difícil elegir uno por sobre el resto porque tuve la suerte, a través de los años, de formar parte de equipos y proyectos muy valiosos tanto en Argentina como en Estados Unidos, Centroamérica y Brasil.

Creo que cada lugar y proyecto tiene su valor por distintos motivos y yo recuerdo todos y cada uno con mucho cariño.

Hoyo 18 de Los Corales

Igualmente, si me tuviese que poner a elegir, para mí fue muy importante ser Project Manager en un proyecto de Tom Fazio en Los Corales, República Dominicana.

También fue importante diseñar y construir Estancia La Paz en Ascochinga, Córdoba, y por último, disfruté mucho el nivel y la excelencia con la cual se diseñó y construyó El Terrón en Mendiolaza, Córdoba.

Me quedo con esos tres.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PODRÍA INTERESARTE

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe todas las novedades y contenido exclusivo.