fbpx
Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Planeta GolfPlaneta Golf

cobertura

En busca del número uno del ranking mundial, Scottie Scheffler lidera The Players tras una jornada en la que se registraron dos récords

Por  Lautaro López

El cielo se despejó sobre el TPC Sawgrass de Florida y los golfistas aprovecharon para firmar rondas con bajos scores y escalar posiciones en el tablero en un auténtico Moving Day en el cual Scottie Scheffler, que busca la cima del ranking mundial, finalizó como líder en The Players Championship con 14 golpes bajo el par, dos menos que su escolta Min Woo Lee. El tercer día de competencia del “quinto major” fue histórico porque se registraron dos récords. Por un lado, Tom Hoge logró la ronda más baja del torneo y, por otro, por primera vez se marcaron dos hoyos en uno en una misma edición en el temido hoyo 17.

Luego de una segunda ronda de supervivencia signada por las fuertes ráfagas de viento que dificultaron las condiciones en una cancha seca con unos greens muy veloces, la aparición de la tormenta obligó a suspender la actividad. En la reanudación de esta mañana, las condiciones climáticas se modificaron por completo y, en consecuencia, hubo una gran cantidad de birdies y águilas.

El número uno del ranking mundial en juego

Sin Jon Rahm ni Rory McIlroy, a Scottie Scheffler se le despejó el camino para retornar a la cima del ranking mundial y el estadounidense aprovechó la oportunidad de acercarse al objetivo. El campeón del Masters 2022 necesita al menos un Top 5 esta semana para regresar a la cima de la clasificación mundial, de la cual fue despojado por Rahm cuando el español conquistó The Genesis.

Rahm se retiró del torneo sin salir a disputar la segunda jornada. El motivo que marginó al número uno del mundo y líder de la clasificación de la Copa FedEx no fue una lesión, sino un virus estomacal. Por su parte, Rory McIlroy quedó condicionado por una ronda inicial de 76 golpes (+3) y disputó la segunda jornada obligado a arriesgar. El norirlandés desplegó un juego agresivo, pero el campo le facturó sus imprecisiones y no consiguió reducir lo suficiente su score para continuar en el certamen.

En una jornada que comenzó bien temprano por la mañana, Scheffler completó su recorrido de la segunda ronda a dos golpes de la cima. Luego de un descanso, rápidamente se convirtió en uno de los líderes gracias a un impresionante águila desde el rough con poco green para trabajar. 

En el sexto, se fue con un sabor amargo por una opción de birdie en la que la pelota dio un giro por el hoyo y salió. El golf es un deporte te da y quita. Dos hoyos más tarde, su bola hizo un nuevo giro alrededor de la boca del hoyo y entró para darle un birdie que le permitió volver a ser único líder con -11.

En los primeros nueve hoyos, el reciente campeón del Phoenix Open salió a atacar todas las banderas y selló un inicio espectacular de -5 en la ida, pese a una salida en falso en el séptimo donde cayó al agua, aunque tuvo un buen control de daños y sólo le costó un bogey, dándose incluso la chance de par.

Con una actuación impecable de tee a green, rubro en el cual es el mejor esta semana, Scheffler se mantuvo sólido en la vuelta. Por momentos quedó comprometido, pero siempre se las ingenió con tiros sutiles en el approach, como por ejemplo en el 10 y el 13, propios de un golfista de su clase. Cada vez que falló el green, gracias a sus toques mágicos la dejó prácticamente dada. Así ocurrió en el 16, donde hizo un birdie para igualar en la punta y luego sumó otro acierto en el 18 para finalizar como único líder con dos golpes de ventaja.

Su escolta es Min Woo Lee, una de las revelaciones en The Players, quien completó una ronda sin fisuras hasta el bogey del 18. Desde el comienzo, se prendió en la lucha por el título con un águila desde 112 yardas en el segundo hoyo y no le perdió pisada a Scheffler.

Hasta el hoyo 12, Lee acumuló una ronda de siete golpes bajo el par que lo ubicó como líder en soledad. En el 17 tuvo una clara chance de birdie y llegó al final con 26 hoyos sin bogeys. Tras una salida imprecisa, llegó al green y falló su único putt dentro de los tres metros, lo cual significó resignar la cima del campeonato. El par 4 que cierra el recorrido de Sawgrass complicó al australiano todo el certamen dado que hizo bogeys en las tres jornadas.

El diseño de Pete Dye, un escenario ideal para un torneo de esta envergadura

El Stadium Course es una cancha que no favorece ningún estilo en particular. El diseño de Pete Dye premia a quienes aciertan y castiga severamente a aquellos jugadores que fallan el fairway. Por lo tanto, el tablero expone con mucha trasparencia a aquellos que logran superar los desafíos que plantea cada hoyo, donde una diferencia de un metro en el lugar en el cual pica la pelota puede ser la diferencia entre un birdie o un bogey.

En las condiciones adversas de la segunda ronda, jugadores como Tommy Fleetwood y Justin Suh firmaron tarjetas con sólo seis pares y el torneo tuvo varias sorpresas entre las principales posiciones. De cara a la tercera jornada, la lluvia humedeció los greens y, sumado al poco viento, se dio un contexto favorable para los bajos scores.

Tom Hoge sacó rédito y marcó el récord del campo con 62 golpes. Hoge pasó el corte con lo justo y en la jornada de hoy estableció la mejor marca de toda la historia en un certamen que lo disputan los principales golfistas. Superó a nueve jugadores que registraron 63 golpes, entre los cuales se encuentran Dustin Johnson, Brooks Koepka, Jason Day y Greg Norman.

Las buenas condiciones permitieron que varios jugadores avancen en el tablero a base de acumular birdies. De hecho, esta jornada fue la tercera ronda más baja en relación al par en la historia del campeonato. El surcoreano Sungjae Im, por ejemplo, hizo +4 en los primeros 26 hoyos y -12 en los 28 siguientes.

El green isla del 17, escenario de alegrías y tristezas

La primera jornada tuvo un sorpresivo líder. Chad Ramey, de 30 años, firmó una tarjeta de 64 golpes con los cuales marcó el 2º score más bajo de la historia del torneo en su ronda debut. Ramey se mantuvo firme con dos aciertos y libre de bogeys hasta el cuarto hoyo de la segunda ronda (comenzó desde el tee del 10). Poco después, llegó la debacle en el temido green isla.

El entonces líder sufrió al temido par 3, donde su pelota cayó dos veces al agua. El hoyo 17 demostró que puede modificar el curso de una ronda y de un campeonato. En su tercer intento, Ramey consiguió acertar el centro del green, pero el cuádruple bogey le hizo perder el liderazgo.

Otro que sufrió un traspié fue Emiliano Grillo. El argentino llevaba una ronda prolija en el par del campo hasta que afronto las 135 yardas con el imponente obstáculo de agua. Eligió un pitching wedge y debido a un mal swing, lanzó la pelota desviada hacia la izquierda sobre el borde del green y cayó al agua.

El green está servido.
Desarrolle su propio Circuito Corporativo de Golf.
Si disfruta del Golf tanto como de los buenos negocios, esta es una oportunidad que no puede dejar pasar. Tenga su propio Torneo Corporativo de la mano Soraya Ferri Networking y Planeta Golf. El circuito de su marca no solo la posicionara en el mundo verde, sino que también puede generar sus propios ingresos. El green está servido. Súmese
RRPP y Gestión Comercial: Soraya Ferri Networking
Celular +54 11 4070-4258  +54 11 4075-6981
soraya@sorayaferri.com.ar
contacto@planeta.golf

Hoy por la mañana, el argentino no pudo corregir su juego. Sumó un bogey en el 18, pero rápidamente compensó con un acierto en el par 5 del segundo hoyo. Más adelante, si bien tuvo un doble bogey en el 6 debido a problemas en el approach, el +4 de la segunda jornada lo situaba dentro del corte gracias a una ronda inicial de 70 (-2) golpes. Sin embargo, un nuevo bogey en 8 terminó por dejarlo fuera del certamen.

En tanto, el colombiano Nicolás Echavarria (+6), clasificado a último momento por su victoria en el Puerto Rico Open, y el venezolano Jhonattan Vegas (+8) tampoco superaron el corte.

En esta edición, el hoyo 17 también entregó escenas de festejos alocados. Con una bandera a 122 yardas, el inglés Aaron Rai acertó la línea y la caída de la loma completó la hazaña del hoyo en uno, con el cual llegaba a ocho golpes bajo el par. A continuación, selló el mejor final del exigente recorrido con un birdie en el 18 y terminó en cuarto lugar con un score de -9. Fue el 12º golfista en conseguirlo dado que, en la primera jornada, Hayden Buckley superó al peligroso green isla y marcó un hoyo en uno.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PODRÍA INTERESARTE

Planeta Golf

Planeta Golf

Planeta Golf

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe todas las novedades y contenido exclusivo.