fbpx
Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Planeta GolfPlaneta Golf

cobertura

El PGA Tour necesitaba un Ganador “Signature” y lo consiguió con Hideki Matsuyama

Lo que ocurrió el domingo en el Riviera Country Club es exactamente cómo se supone que deben desarrollarse los grandes torneos de golf. Un campeón de un país apasionado por el golf como es Japón protagoniza con su gran juego en un campo único.

Esto es mucho para procesar, pero Hideki Matsuyama, campeón del Masters, remonto desde seis golpes abajo en el inicio del domingo y logro un impresionante 62, nueve bajo par, para conseguir una victoria increíble por tres golpes en el Genesis Invitational. El japonés de 31 años se llevó, con mucho, el premio en efectivo más grande de su carrera, 4 millones de dólares, ya que este fue un evento “Signature” de 20 millones de dólares en el PGA Tour.

No puede ser más Designado lo que hizo Hideki en la última jornada en Riviera, golpeando en dos ocasiones approach a pocos centímetros del hoyo entre sus seis birdies. Además, Matsuyama estuvo a centímetros en su putt de birdie en el 18 de establecer el récord del campo en la venerada Hogan’s Alley.

Desde su triunfo en el Augusta National en 2021, el primero para un jugador japonés, Matsuyama había descendido en el Ranking Mundial al puesto 55, y no había logrado un top 10 desde el Players Championship del año pasado. Pero sigue siendo un jugador de clase mundial y encaja perfectamente en el perfil de un golfista que el tour anhela como campeón en estos nuevos eventos designados.

No hay que equivocarse: el tour necesitaba un ganador con la estatura de Matsuyama esta semana.

Es muy temprano en el nuevo Orden Mundial del golf, con estos eventos “Signature” siendo la respuesta actual a LIV Golf de Arabia Saudita ofreciendo grandes sumas de dinero para atraer a las estrellas. Pero si vas a decirles a los fanáticos que estos torneos tienen más emoción, necesitas campeones que se acerquen a inspirar a las masas.

Eso es mucho pedir. Podemos contar con una mano a los jugadores que realmente lo hacen en el tour en la actualidad, y todos pueden ser identificados por un solo nombre: Tiger, Rory y Jordan. Todos estuvieron en el campo esta semana, pero ninguno respondió: Woods se retiró con gripe el viernes; McIlroy sufrió un inusual 24º lugar; y Spieth se eliminó antes del fin de semana con un error en la tarjeta.

A principios de esta semana, el veterano Charley Hoffman, subcampeón en el WM Phoenix Open, habló elocuentemente sobre la necesidad de “historias” en el tour. Lo que estaba diciendo es exactamente lo que obtuvimos durante prácticamente todo el ya concluido West Coast Swing: Chris Kirk y Grayson Murray superando demonios personales; Nick Dunlap convirtiéndose en el primer amateur en ganar en el tour en 33 años; el francés Matthieu Pavon prevaleciendo como novato del tour; el canadiense Nick Taylor cargando para ganar en Phoenix en el Super Bowl Sunday.

El Genesis fue el tercer evento “Signature” de ocho que se jugarán esta temporada, y probablemente será considerado exitoso según la mayoría de los estándares. El clima fue casi perfecto para esta época del año. Los asistentes fueron importantes y de buen comportamiento después del desastre en Scottsdale. La condición de Riviera era propia de un torneo grande.

RUS

Con tanto aún en juego sobre cómo se verá el golf profesional en los próximos años, dependiendo de cómo se configuren las Empresas del PGA Tour y la posible asociación con el PIF de Arabia Saudita, McIlroy admitió el sábado que no sabía cuánto tiempo durarían estos eventos “Designados”. Pero dijo: “Creo que para estos eventos realmente grandes y los que llevan mucho significado e historia, Riviera, Memorial y Bay Hill, han funcionado bastante bien*”.

Su último punto es motivo de controversia continua. Había un campo de 70 jugadores en el Genesis, con el corte establecido en los 50 primeros y empates y aquellos a 10 golpes o menos de la cabeza. Terminaron con 51 en el fin de semana (después de la descalificación de Spieth y la retirada de Woods), con solo 17 eliminados.

Según fuentes del tour, Woods y Jack Nicklaus, presionaron por cortes de 36 hoyos durante las negociaciones.

Hoffman, de 47 años, quien se clasificó para el Genesis con su segundo puesto en Phoenix y ha sido miembro de la Junta de Política del PGA Tour durante años, dijo el domingo, después de terminar en el puesto 50, que cree que los eventos “Signature” han tenido buenos resultados hasta ahora al destacar a las estrellas y brindar a otros la oportunidad de clasificar para ellos.

“Han mantenido a los mejores jugadores juntos con más frecuencia, y eso es algo bueno”, dijo Hoffman. “Pierdes algunas de las historias de tipos como yo, pero tal vez las recuperas al entrar en el campo esta semana”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PODRÍA INTERESARTE

Planeta Golf

Planeta Golf

Planeta Golf

Planeta Golf

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe todas las novedades y contenido exclusivo.