fbpx
Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Planeta GolfPlaneta Golf

Planeta Golf

El pecado intolerable en un campo de golf

Por Marcelo H Barba

Hablamos o escuchamos tanto sobre este tema, pero en este caso particular lo que abunda no sobra.

En alguna nota anterior, puntualizamos lo dificultoso que resulta para uno, hacerle notar a un compañero de línea que nos está engañando con los golpes que indica anotar en su tarjeta vs. los que realmente hizo.

Como siempre pasa, del manejo de estas situaciones violentas o ‘difíciles’ se aprenderá viviéndolas, y de dichas vivencias, quizás lo único bueno que podamos rescatar, es cómo enfrentar el momento y ser lo suficientemente directo en lo que hagamos y digamos, para no dejar dudas de nuestra percepción.

RUS

Cuando señalo ‘situaciones violentas’ me refiero a que este tipo de oposiciones no son fáciles de encarar, porque nadie en nuestro segmento amateurs, inocentemente, esperará encontrarse con esa calidad de personas y mentiras. Y cuando hablo del segmento de jugadores amateurs, quiero señalar que nunca estaremos compitiendo por dinero o premios que puedan llegar a justificar el accionar de un mentiroso. aunque por principios y para la gran mayoría de gente honesta, no existe nada que justifique una mentira,

Estamos bastante “fogueados” y cansados de engaños, mentiras de todo tipo, tamaño y alcance. Casi perdimos nuestra capacidad de asombro.

Sufrimos engaños cada día, como si formasen una parte inseparable de nuestra idiosincrasia, que se inserta en un mundo cada vez más tramposo, especialmente.

Además, como si el tema fuera poco importante, nos referimos a engaños y mentiras en el propio Golf (es hasta difícil de leer) una disciplina milenaria que -precisamente- actúa y se la considera desde hace siglos, como un templo sagrado, donde se respeta la palabra y las acciones de los individuos.

Ninguno de los golfistas que conozco, amateurs o profesionales, han intentado quebrantar este ‘dogma’ de la honestidad. Por mi parte, seguiré respetando su esencia, reglas y sugerencias; resaltando la pureza que desde siempre fortalece su perpetuidad.

Yendo a la práctica y a los acontecimientos deshonestos que lamentablemente podremos encontrarnos cada vez que compartamos o formemos parte de alguna línea; mi sugerencia para cuando detectemos diferencias en la cantidad de golpes que mentalmente computamos, contra los que dice haber ejecutado quien miente, es intentar una primera aproximación.

Este primer intento al que me refiero, sugiero firmemente realizarlo sobre la plataforma de salida del próximo hoyo, justo antes de que alguno ejecute su tiro de salida. Hacerlo allí, sin decirlo directamente, hará que los demás jugadores que nos acompañan, se sientan invitados a escuchar e involucrados a participar del eventual planteo (que sugiero hacer de forma humilde, empírica y firme), Ej.:

“_Fulano, puede ser que yo me esté equivocando… discúlpame, pero mentalmente registré 8 tiros en lugar de los 6 que dices haber realizado… ¿quieres que repasemos las ejecuciones?)”

Imagínense la cara y el gesto de ‘Fulano’ cuando los otros de la línea lo miren, esperando su respuesta que, dependiendo de la ‘flexibilidad’ que le ponga al suceso, terminaría felizmente con alguna disculpa, aceptando formalmente su equivocación.

La escena podrá repetirse (porqué no) en alguno de los próximos hoyos, con lo cual sugiero que cambiemos nuestra inocente cara de monaguillo, para encarar nuevamente al mentiroso serial, quizás con una sugerencia directa, preguntándole si necesita una calculadora o diciéndole que use su celular.

Más allá de la broma, esta 2da. ocasión de ‘olvido’, en mi caso, marcará un límite que no deseo pasar, con lo cual si, además, soy el infeliz marcador de la tarjeta del ‘Fulano’, en un acto solemne y discreto pasaré a devolvérsela sin firmar, e intentaré continuar mi juego con el resto de los amigos.

A partir de ese punto, si es que estamos jugando en pareja con el tipo mentiroso, sin otros acompañantes en la línea; sea que estemos en el 3er. hoyo o en el 17, a punto de finalizar, daremos por finalizado (o sea, literalmente cerrado) el encuentro de Golf.

Ahora bien, hasta aquí hablamos del tema de mentir en la cantidad de golpes, hacerse el desentendido y permisivo, el enojado o el incorruptible, en fin… pero de lo que nunca hablamos hasta ahora, es que también existen otros tipos de engaños que perjudican no sólo al juego sino al espíritu del mismo, es como aceptar jugar un torneo donde se permiten “Flexibilidades” … (Espantoso)

Me voy a referir a algunas situaciones, que quienes las lean advertirán inmediatamente que se trata de hechos considerados ‘comunes’, pero vaya a saber uno porqué motivo, no se penalizan ni se marcan mínimamente para ser corregidos o rectificados, a fin de no sumar multas en los torneos serios:

  1. No contabilizar los pifies de pasto o las “Papas” aéreas.
  2. No contar la multa por apoyar el palo dentro del bunker.
  3. Hacer Swings de práctica, con contacto en los elementos, dentro de un sitio marcado como Hazard
  4. Cambiar de pelota en pleno juego, sin avisar a los demás jugadores de la línea.
  5. Cambiar condiciones de ajuste de algún palo que lo permita (loft, fade, draw, etc.) durante el juego.
  6. Infringir reglas básicas al jugar con “Lie Mejorado” al marcar y reponer en cualquier sitio.
  7. No respetar la posición de la bola cuando se la marca sobre el green y luego se la repone.
  8. No indicar que se trata de una pelota provisional cuando se decide ejecutar una segunda bola.
  9. Mejorar el “lie” dentro de un bunker.
  10. Mejorar el “lie” cuando no se juega con esa condición de “Lie Mejorado”
  11. Llevar más de 14 palos, incluyendo al Putter.
  12. Desatender las reglas de Cortesía, aunque las mismas no generen golpes de multa.

Respetemos al Golf, que todavía resiste y es una de las pocas cosas que nos protege del mundo cada vez más engañoso.

Divirtámonos con nuestros amigos.

2 respuestas a “El pecado intolerable en un campo de golf”

  1. Alfredo Daniel Guirado Avatar
    Alfredo Daniel Guirado

    Hola Marcelo, mi nombre es Alfredo Guirado, te escribo desde Villa Angela, Chaco, Argentina. En nuestra cancha tenemos una particularidad, por lo que tenemos una “regla local” de “mejorar el lie” en el bunker cuando “el poso” donde se encuentra la pelota no es el provocado por su propio pique… y te paso a explicar… habitan en nuestra cancha (a pesar que lo tratamos de solucionar legalmente, Juez de por medio y todo) cientos de Chivos, una treintena de caballos y algunas vacas, propiedad de vecinos intratables del campo de golf. debido a esta situación diaria, luego de que se arreglan los bunkers, pueden pasar minutos que éstos esten jugables.. por lo que la “solucion” salomónica fue esa.. Abrazo, siempre compartimos con los amigos tus notas, siempre interesantes…adelante y suerte.

  2. MARCELO BARBA Avatar
    MARCELO BARBA

    Estimado Alfredo y compañeros/amigos de la cancha de Villa Ángela – Chaco: la lectura de vuestra respuesta me generó sensaciones de asombro, humor (por el “zoo” descripto de chivos, caballos y vacas poco amigas del Golf), y además, ganas de enviarles nuestros saludos y -en lo personal- agregarle un comentario relacionado al “especial lie mejorado” dentro del bunker.
    Al tratarse de una regla local y por tal, supongo que conocida y aplicable a todos los jugadores por igual (sólo dentro de ese predio específico), a mi humilde parecer, creo que no debería entenderse como “normal” mejorar un ‘lie’ dentro de cualquier bunker. La pelota debería ser jugada tal y como se encuentra; de otra forma se incurriría en una penalidad que está claramente especificada en el reglamento de juego.
    Les pido disculpas por mi parecer, pero creo que lo mejor en este tipo de excepciones al reglamento y su ‘ortodoxia’, es buscar una opinión profesional habilitada en la Asociación Argentina de Golf, solicitándoles que comprendan la situación y que además se expidan formalmente para que todos los golfistas de vuestra cancha conozcan dicha particularidad.
    Les enviamos nuestros cálidos y respetuosos saludos a todos los jugadores de Villa Ángela – Chaco, invitándolos a continuar con este intercambio de ideas y situaciones especiales que, además, resultan entretenidas y, porqué no decirlo… asombrosas.
    Un gran abrazo !!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comments

  1. Alfredo Daniel Guirado

    noviembre 27, 2023 at 9:38 pm

    Hola Marcelo, mi nombre es Alfredo Guirado, te escribo desde Villa Angela, Chaco, Argentina. En nuestra cancha tenemos una particularidad, por lo que tenemos una “regla local” de “mejorar el lie” en el bunker cuando “el poso” donde se encuentra la pelota no es el provocado por su propio pique… y te paso a explicar… habitan en nuestra cancha (a pesar que lo tratamos de solucionar legalmente, Juez de por medio y todo) cientos de Chivos, una treintena de caballos y algunas vacas, propiedad de vecinos intratables del campo de golf. debido a esta situación diaria, luego de que se arreglan los bunkers, pueden pasar minutos que éstos esten jugables.. por lo que la “solucion” salomónica fue esa.. Abrazo, siempre compartimos con los amigos tus notas, siempre interesantes…adelante y suerte.

  2. MARCELO BARBA

    noviembre 28, 2023 at 1:10 am

    Estimado Alfredo y compañeros/amigos de la cancha de Villa Ángela – Chaco: la lectura de vuestra respuesta me generó sensaciones de asombro, humor (por el “zoo” descripto de chivos, caballos y vacas poco amigas del Golf), y además, ganas de enviarles nuestros saludos y -en lo personal- agregarle un comentario relacionado al “especial lie mejorado” dentro del bunker.
    Al tratarse de una regla local y por tal, supongo que conocida y aplicable a todos los jugadores por igual (sólo dentro de ese predio específico), a mi humilde parecer, creo que no debería entenderse como “normal” mejorar un ‘lie’ dentro de cualquier bunker. La pelota debería ser jugada tal y como se encuentra; de otra forma se incurriría en una penalidad que está claramente especificada en el reglamento de juego.
    Les pido disculpas por mi parecer, pero creo que lo mejor en este tipo de excepciones al reglamento y su ‘ortodoxia’, es buscar una opinión profesional habilitada en la Asociación Argentina de Golf, solicitándoles que comprendan la situación y que además se expidan formalmente para que todos los golfistas de vuestra cancha conozcan dicha particularidad.
    Les enviamos nuestros cálidos y respetuosos saludos a todos los jugadores de Villa Ángela – Chaco, invitándolos a continuar con este intercambio de ideas y situaciones especiales que, además, resultan entretenidas y, porqué no decirlo… asombrosas.
    Un gran abrazo !!!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PODRÍA INTERESARTE

Planeta Golf

Planeta Golf

Planeta Golf

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe todas las novedades y contenido exclusivo.