fbpx
Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Planeta GolfPlaneta Golf

Planeta Golf

Cuando las apuestas ponen condimento al encuentro entre amigos golfistas

Por Marcelo H Barba

Es común observar cómo suelen ‘condimentar’ ciertos encuentros los amigos golfistas… inclusive diría, parece que es una costumbre, adoptada por las recordadas y queridas celebridades del Golf que vemos muy ocasionalmente en la tele ó en algunas revistas especializadas.

Leí hace poco una nostálgica entrevista, donde Arnold Palmer decía que jugaban -y apostaban- entre los amigos de siempre, desde los tragos que consumían al fin de algún encuentro, hasta sumas de dinero que rondaban los cincuenta y según é, nunca superaban los cien dólares por persona.

Lamentable ó afortunadamente hasta hoy no he participado en apuestas por dinero, no me agrada jugar con amigos por dinero, pero confieso que apostamos otras cosas y eso me divierte mucho, ponerle un premio adicional e interno al encuentro que nos reúne, como por ejemplo una simple pelotita nueva por jugador, para ofrecérsela a quien gane ese mini-torneo.

Cuando decidimos hacerlo, motivados por algún evento especial ó para no caer en algo parecido a la rutina; seleccionamos una pelotita flamante y la apartamos del resto -no sea cosa la terminemos usando de auxilio frente a alguna lagun- y al finalizar el 18 se las entregamos al ganador del equipo.

Existen más variantes que estas, más económicas ó costosas que una simple pelota nueva, como pagar la consumición del bar; hacerse cargo de las propinas; una vuelta de gin-tónic; jugar por un delicioso habano, ó distribuir el costo del green-fee del ganador entre sus amigos. En fin, cada grupo tiene sus propias costumbres, códigos internos, reglas para los desempates (como ver quién hizo menor gross en los primeros nueve, ó jugarnos 3 hoyos en el putting green); diferentes formas de sazonar un partido, por encima de los premios y de la competencia que se disputa ese día en el campo de juego.

También es tradicional -por más que el torneo sea un ‘Medal’- que decidamos armar nuestro propio ‘Fourball’. Para ello, tomamos las 4 pelotas que utilizará cada uno, las arrojamos al aire y observamos cuáles quedaron más juntas al caer; eso nos dirá claramente cómo se conformarán las parejas de juego y recién ahí salimos al ruedo.

A esta altura de la lectura puedo imaginarme el gesto de algún prolijo y ortodoxo lector-golfista y le pido por favor, que no se confunda ni piense que estoy proponiendo jugar Golf por apuestas. En todo caso tengamos presente que las apuestas no forman parte ni se refieren al Golf, sino que pertenecen al ámbito exclusivo y privado de las personas, que, salvo honrosas excepciones, siempre comprometen algo con sus circunstanciales rivales.

¿Quién acaso no les debe una botella de vino a sus amigos por al equipo de fútbol más importante de su país-?

¿Quién no ha jugado un apasionado juego de naipes apostando una sabrosa comida para los amigos?

En fin, no deseo ensalzar ni honrar actitudes, más allá de reconocer con total honradez que todo lo que hagamos con amigos tiene un sabor especial, un rarísimo (e inexplicable) magnetismo que hace que nos juntemos cada semana para disfrutar minuto a minuto nuestras vidas y anécdotas, aunque llueve ó truene, ó tengamos que viajar muchos kilómetros sólo para vernos y mirar por un ventanal cómo se disuelve, entre risas, humo y café, aquel soñado encuentro de Golf que nos había convocado.

El juego con sus compromisos y apuestas, en términos generales y para nuestra idiosincrasia ‘lúdica’, se ha transformado con los años en un hecho socialmente aceptado (lo hacíamos desde pequeños por unos simples porotos, figuritas, bolitas de vidrio, etc.), Inclusive es bastante común observarlo entre las señoras damas, por más que piensen que es algo privativo del sexo masculino (Ellas no iban a quedarse afuera, jamás.).

Aquí y ahora, deseo describirlo como algo divertido, toda vez que es acotado y regulado por los propios participantes, ya que no genera más que un inocente compromiso moral que automáticamente se olvida y se renueva en cada encuentro.

En ese sentido, hasta lo podemos ver como una atracción ó enganche psicológico, que nos hace ‘volver por la revancha…’ semana tras semana, generando así un clima de sana competencia, con risas, enojos con uno mismo, locas promesas imposibles de cumplir, pero sumando y sazonando nuestra infantil necesidad de vernos, divertirnos y disfrutarlo todo.

Desde el Golf propiamente dicho, como dije, esto de apostar no le agrega ni quita nada a su esencia.

Me resulta irónico observar (y de hecho nos causa gracia a todos), cuando ponemos en juego ‘alguna cosa’, cómo aumentan –tan significativamente- los niveles de conocimiento e interpretación de las reglas simples que gobiernan el juego. Quiero decir, que cuando alguien se ve medio complicado y le resulta dificultoso arbitrar alguna penalidad… antes de perder su pelotita, aparece mágicamente su perfil de especialista instantáneo en reglas de Golf, buscando y consultando en pleno juego su libro de reglas, no sea cosa de aflojar y largar una bola así porque sí.

Pero todo termina siendo una gran puesta en escena, muy divertida, por cierto, inclusive para quienes nos observan de lejos, discutiendo por ejemplo, algo tan ridículo como si está permitido mejorar el ‘lie’ dentro de un bunker.

El cuento final de todo esto, es que esas pelotitas que ‘apostamos’, a lo largo de unas semanas darán la vuelta y retornarán a las manos de sus propietarios originales y vuelta a empezar… Lo importante es que mientras sucede, nos parece jugar por premios tan exuberantes como lingotes de oro y muchos millones de algo.

Todo en definitiva termina siendo una magnífica excusa… para vernos, jugar Golf y disfrutar la vida.

Divirtámonos y sigamos jugando así, entre amigos. Aprovechando cada segundo de contacto físico, de abrazos, besos, risas, festejos, fotos y demás acciones que fortalezcan nuestros afectos más genuinos y desinteresados.

La vida -a veces- nos parece demasiado corta, en algún momento nos sorprenderá (ya sucedió…) y aparecerá una silla vacía en aquella mesa de café… y es ahí donde recurriremos a los recuerdos tan cálidos y placenteros que supimos acumular y compartir para siempre en nuestra memoria.

Hasta la próxima.

2 respuestas a “Cuando las apuestas ponen condimento al encuentro entre amigos golfistas”

  1. Leonardo falce. Avatar
    Leonardo falce.

    Acuerdo.
    VOY POR LAS PELOTITAS Y LA CONSUMISIÓN.
    Y PREMIO HASTA EL TERCERO.
    DE MANERA QUE PLANTEADO EN DOS GRUPOS DE 4 JUGADORES : PREMIO 5-2-1 pelotitas.

    Presencié x 20 dólares la salida, y me golpeó.
    Preferiría mantener la pureza y blancura de la pelota , la amistad después de los 70 intacta , por sobre el estímulo monetario.
    Gracias.

    1. MARCELO BARBA Avatar
      MARCELO BARBA

      Hola Leonardo..!! Gracias por tu lectura y buen comentario. Coincido con el tema del dinero que nos comentas, prefiero en cambio la ‘inocua’ apuesta de las pelotitas o de cualquier otro elemento que alimente nuestras ganas de volver, para vernos con nuestros amigos de Golf y renovar otro desafío…
      Un cordial saludo, nuestro agradecimiento por compartir la página y la recomendación para que no te pierdas las próximas notas..!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comments

  1. Leonardo falce.

    julio 24, 2023 at 11:42 am

    Acuerdo.
    VOY POR LAS PELOTITAS Y LA CONSUMISIÓN.
    Y PREMIO HASTA EL TERCERO.
    DE MANERA QUE PLANTEADO EN DOS GRUPOS DE 4 JUGADORES : PREMIO 5-2-1 pelotitas.

    Presencié x 20 dólares la salida, y me golpeó.
    Preferiría mantener la pureza y blancura de la pelota , la amistad después de los 70 intacta , por sobre el estímulo monetario.
    Gracias.

    • MARCELO BARBA

      julio 27, 2023 at 3:15 pm

      Hola Leonardo..!! Gracias por tu lectura y buen comentario. Coincido con el tema del dinero que nos comentas, prefiero en cambio la ‘inocua’ apuesta de las pelotitas o de cualquier otro elemento que alimente nuestras ganas de volver, para vernos con nuestros amigos de Golf y renovar otro desafío…
      Un cordial saludo, nuestro agradecimiento por compartir la página y la recomendación para que no te pierdas las próximas notas..!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PODRÍA INTERESARTE

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe todas las novedades y contenido exclusivo.