fbpx
Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Planeta GolfPlaneta Golf

cobertura

Cameron Smith arrasó en la vuelta y se quedó con el Abierto Británico.

El australiano Cameron Smith, de 28 años, logro su primer Major al ganar el 150 Open Británico en la cuna del golf: Saint Andrews (Escocia). Con 20 golpes bajo par, se impuso por uno de ventaja sobre Cameron Young y dos sobre Rory McIlroy. Dato curioso, este podio y golpes bajo el par fueron idénticos a los registrados en el cierre del viernes, dia del corte: Smith -20, Young -19 y McIlroy -18.

En una fecha que parecía escrita para que McIlroy triunfara en su casa (partía con -16 igualado con el noruego Hovland y con cuatro golpes de ventaja sobre los perseguidores) el australiano con una imbatible vuelta de -8 logra la gloria. En el juego de las estadísticas, Cameron Smith con -20 superó a Tiger Woods como el campeón del Open con un resultado más bajo en Saint Andrews (Tiger venció con -19 en el año 2000),

El australiano con pinta de surfer fue arrasador en los últimos nueve hoyos, un tramo que recorrió en 30 golpes, récord para un campeón de un Major. Su carga final con cinco birdies seguidos entre el 10 y el 14 fue imbatible.

Hoyo 17

La tensión seria hasta el final, en el difícil hoyo 17, Smith, se quedó corto del bunker, un approach imposible y peligroso que podría incluso haber puesto en riesgo el bogey. El australiano era líder con un golpe de ventaja e inventó un putt bordeando la parte derecha del bunker con la fuerza precisa. La opción de par parecía difícil, pero la dejo a una distancia posible. Con mucha frialdad dio su último golpe y la bola entró con precisión en el hoyo.

Por detrás, Rory atacaba el 17 de forma perfecta. Al putt de birdie sólo le faltó fuerza. De nuevo Smith, en absoluto control en el 18, lograba el birdie final utilizando el putter desde fuera tras una salida estratégica. Una tarjeta final de 64 golpes y un -20 que parecía imbatible pese a los esfuerzos de Cameron Young (-19), que concluyó con eagle. Ni si quiera pudo Rory finalizar con un birdie que le hubiera dado la segunda plaza.

El triunfo de Cameron Smith no es sorpresa. En lo que va del año ganó en The Players y estableció en el Sentry Tournement of Champions el récord de puntuaje más bajo en el PGA Tour con su -34 total. Solo Jack Nicklaus y él han ganado en el mismo año The Players y el Abierto Británico.

Birdie el 18

Un signo de época es que los ganadores de los cuatro Majors tienen menos de 30 años. Scottie Scheffler gano Augusta con 25 años, Justin Thomas el PGA con 29, Fitzpatrick levanto el máximo trofeo con 27 en el US Open y el australiano se une en el Abierto Británico con 28.

Con esta victoria, Smith asciendo al número dos del mundo y además suma su sexta victoria en el PGA Tour. Por su logro recibió el mayor cheque que se haya emitido en este Grande: 2,5 millones de dólares. Cifra enorme pero aún lejos de los cuatro que entrega por fecha la liga saudí.

Casi con seguridad su compatriota y Ceo de LIV, Greg Norman, va a intentar tentarlo con un contrato multimillonario para que se cruce a la Liga Saudí alimentada por el poder de los petrodólares.

Justamente, ante la pregunta de un periodista en conferencia de prensa, si lo habían llamado desde LIV, Cameron responde: “Acabo de ganar el Open Championship y me preguntan por eso? No sé si me interesa, el equipo que me rodea se encarga de eso. Yo estoy aquí para ganar torneos de golf”. Tal respuesta dista de la contundencia con que defiende al circuito estadounidense Rory McIlroy.

El australiano Cameron Smith.

La tristeza de Rory

McIlroy era el rostro de la desolación. Todos sentía que sería el ganador en Saint Andrews. Ovacionado en todo momento por el público parecía que el norirlandés seria el héroe de casa. Había liderado la jornada anterior y con -16 arrancaba co liderando con Viktor Hovland. Sin embargo, los birdies finalizaron en el hoyo 10 y eso le costó no solo el primer lugar sino también el segundo puesto. A los 33 años, para McIlroy (con cuatro grandes en su haber) continúa una sequía de ocho sin un Major.

La decepción era latente en su rostro. El norirlandés termina su temporada de majors 2º en el Masters, 8º en el PGA Championship, 5º en el US Open y 3º en el Open, el que más lo ilusionaba.

Rory no ocultaba su tristeza: “Estoy decepcionado, tenía una gran oportunidad y no lo he logrado. No siento que haya hecho muchas cosas mal, el putt no ha funcionado. No pude sostener la ventaja de algunos hoyos. Cuando Cameron arranco con su feroz remontada, tenía que ir a por los birdies y no he podido. Me ha ganado el mejor jugador de esta semana, hacer 64 el último día en St. Andrews es increíble, me quito el sombrero ante Cameron Smith. Me quedo con saber que he podido. En esta temporada, segundo en Augusta, tercero aquí… estoy llamando a la puerta y tengo que ser paciente porque llegará el major”.

https://www.theopen.com/leaderboard

En el centro de prensa se consultó a Cameron Smith sobre el norirlandés: “Rory es un gran jugador. Es una de esas personas ante las cuales no puedes dejar de detenerte cuando está golpeando pelotas en el driving.   Cada semana está llamado a ganarla. Es el jugador más consistente del tour. Va a conseguir un major, muy pronto. He jugado varias veces con Rory y no hay nada que se le pueda reprochar

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PODRÍA INTERESARTE

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe todas las novedades y contenido exclusivo.