fbpx
Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Planeta GolfPlaneta Golf

Planeta Golf

Caddies: Los fallos de la justicia laboral que destruyeron una fuente de movilidad social

Por Miguel Donadío 

A lo largo del tiempo el derecho se fue fraccionando en especialidades y el derecho laboral es fruto de esa especialización, que en el caso de los caddies de golf, esa especificidad no alcanzó para entender la dinámica de un ecosistema que era fuente de una respetable dinámica de movilidad social.

Durante años y años los caddies fueron parte activa de esa gran comunidad deportiva que es el mundo del golf junto con todos sus demás actores, entre otros, los propios clubes, los dirigentes, los jugadores aficionados y profesionales, los patrocinantes, los organizadores de eventos, las entidades del golf nacional, los árbitros, etc. 

RUS

 Como viejo integrante de esa comunidad con más de cuarenta años en esa convivencia deportiva jamás escuché mayores problemas en la relación de los caddies con los jugadores aficionados y/o profesionales con quienes departían las jornadas de golf, menos aún con los clubes a los que concurrían los fines de semana.

 Todo lo contrario, los caddies recibían una fuerte socialización positiva en los clubes de golf a partir de su tarea deportiva en conjunto con un jugador. Muchos de esos caddies en esa socialización cultural con personas de un escalón socio-económico más alto, lograron mejoras personales.

 Algunos recibieron ayuda de los propios clubes en variadas cuestiones, otros pasaban de llevar palos de golf los fines de semana a trabajar con algún socio en otros trabajos más periódicos. Muchos descubrían la importancia del estudio y terminaban sus carreras terciarias y/o universitarias. Me consta de muchos de ellos que a la vuelta de la vida terminaban siendo socios del club y convirtiéndose en jugadores aficionados.

Otros que tenían pasión por el golf se convertían en caddies de primer nivel y viajaban por todo el país llevando palos a los mejores jugadores profesionales. Otros se convertían en profesores y trabajaban en los clubes. Y por supuesto los mejores se codeaban con la fama que les daban los triunfos en los grandes torneos nacionales e internacionales.

Contacto

 Y un grupo selecto se hicieron millonarios como grandes campeones de golf y se volvieron grandes embajadores del golf argentino. La lista es larga igualmente: Roberto De Vicenzo, Vicente Fernández, Eduardo Romero, Ángel Cabrera, Ricardo González, son algunos de ellos. Todos coinciden que sus logros económicos no hubieran llegado a tanto si no se hubieran cruzado con el golf en sus vidas.

Muchos jóvenes encontraron en esa salida laboral de fines de semana un norte extraordinario para sus vidas. Algunos insisto terminaron siendo profesionales, otros empresarios, otros con sus oficios y teniendo de clientes a los amigos golfistas pudieron progresar, otros trabajando en los clubes de manera continua, otros grandes profesores y jugadores, etc.

Un ecosistema virtuoso de movilidad social ascendente llegó a su fin cuando un par de magistrados del fuero laboral entendieron que todo eso no tenía validez y aplicaron el principio de “Dura lex, sed lex”; o sea la ley es dura pero es la ley. Entendieron que los caddies eran empleados de los clubes y fue el acabose. A partir de ahí, todos los clubes cerraron sus puertas producto de las cuantiosas sentencias que tuvieron que pagar haciendo honor a esa desgracia que es la industria del juicio.

 Algunas condenas resultaron insólitas en sus montos. Millones y millones en algunos casos por demandas de una sola persona. Fue el golpe de muerte a ese ecosistema virtuoso que hacía que jóvenes de ciertas barriadas humildes encontraban en el ecosistema del golf una fuente de movilidad social ascendente incomparable.

 Hoy en día el paisaje de los clubes de golf del país no tiene más caddies. En una sociedad como la nuestra necesitada de empleabilidad la justicia del fuero laboral valga la paradoja no hizo justicia y dejó sin posibilidades de futuro a miles de jóvenes a lo largo y ancho del país.

Alguien deberá poner las cosas en su lugar.    

Dr. Miguel A.R. Donadío

Ex Presidente

Club de Golf Palihue

13 respuestas a “Caddies: Los fallos de la justicia laboral que destruyeron una fuente de movilidad social”

  1. Fernando Palacios Avatar
    Fernando Palacios

    Muy acertado el análisis.

    Yendo al extremo…

    ¿Podríamos esperar que aplicaran el mismo criterio a…

    1) los manteros? y considerarlos empleados municipales.
    2) los malabaristas? y considerarlos empleados de Vialidad.
    3) lo vendedores del tren? y considerarlos empleados de ferrocarriles.

    Un poco de coherencia.

  2. Alfonso MLago Avatar
    Alfonso MLago

    Comparto los comentarios del Dr Donadio.
    Se de cssos resledes de movilidad resultado de la relacio Caddie jugador ,

    Quiksiers que hubiera una iniciativa para encuadrar la rel profesional Caddie/golfista/ club que permitiera la factibilidad del retorno de la actividad .

  3. Leticia Buffa Avatar
    Leticia Buffa

    Totalmente de acuerdo con la mirada planteada. Reflejos de una argentina vieja, anquilosada y chata. Deseo profundamente que este pilar por fin cambie, porque así será imposible evolucionar hacia un país mejor.

  4. Gregorio Avatar
    Gregorio

    Acertado comentario

  5. Ronnie Gunn Avatar
    Ronnie Gunn

    Totalmente de acuerdo. Muy bien relatado

  6. Norberto Vago Avatar
    Norberto Vago

    Realmente desacertada la justicia en este caso. Esto fue iniciativa de un grupo to de caddies mayores que resovieron fundar el sindicato de caddies. Sin mayor éxito pero e
    Puso a rodar el negocio del juicio.
    En nuestro club no solo se los tenía sino que se los incentivará para su educación en especial los de edad escolar a los cuales una mentora vieja socia y madre de campeona nacional, les exigía la presentación de su boletín de estudios, organizaba torneos de socios y caddies a beneficio de ellos y muchos otros actos en su favor .
    Tuvimos 2 juicios de caddies que no prosperaron y también a algún socio fue demandado, se terminó la actividad de caddies, se acabó la colaboración económica que aportaban a sus humildes familias,. Y la posibilidad de ascenso social a través de vivir este mundo golfistico que los relacionaba con un mundo al que era de muy difícil acceso para aspirar a logros a través del deporte o de la posibilidad de trabajos estables con socios que pudieran ofrecerlos. el sindicalismo retrógrado y la voracidad de los abogados terminaron con esta franja social
    Arq. Norberto Vago
    Ex Presidente
    Lomas Athletic Club

  7. MARCELO BARBA Avatar
    MARCELO BARBA

    Una nota excelente del Dr. Miguel A.R. Donadío, no tiene desperdicio; sólo comentar desde lo personal que lamentablemente vivimos en un país de resentidos, resentidos profesionales, que impiden que crezcamos hacia una sociedad más evolucionada. Nosotros los mayores no veremos el cambio, pero estoy convencido que éste llegará; vendrá para la educación, para el trabajo y sus antiguas y equivocadas leyes, vendrán cambios también para la justicia y el castigo para los parásitos que viven de juicios ilógicos e irrazonables; en fin, creo positivamente que ‘subiremos un escalón’ social y moral; que este u otro gobierno dejarán un cambio claro en estos conceptos, que se verá en el tiempo como un hito histórico para quienes (posiblemente nuestros bisnietos) estudien y analicen la historia del país.

  8. Horacio L Avatar
    Horacio L

    Fui caddie desde los 11 hasta los 20 años, mi padre lo fue, y me hubiera gustado que mi hijo fuera caddie. Me ayudó en mi educación, aprendí a manejar mi economía y tuve contacto con personas de muy alto poder adquisitivo y cultural, con las cuales podía conversar de igual a igual de todos los temas, el golf es así, un deporte de caballeros, y los caddies son parte de eso. Evidentemente algo se desvirtuó como todo en nuestro país, los juicios laborales han hecho desaparecer la oferta de trabajo y hoy cuando juego en el club donde fui caddie, veo a algunos pocos que quedan y son los que quedan de cuando iba yo. El club no permite caddies nuevos. Aprendí a jugar así y me da mucha satisfacción cuando alguien me reconoce y dice: vos fuiste o tenes swing de caddie. Ojalá eso cambie.

  9. Adán brilz Avatar
    Adán brilz

    Adan Brilz actualmente soy profesor de golf y mis inicio fueron de Caddie en olivos golf Club!!! que Gran escuela ser Caddie de niño los socios te dan muchísimos valores para crecer como persona y profesional yo a través de este medio que está muy bien redactado aprovecho para dar las gracias al olivos Golf Club que me salvó a mi y familia muy Humilde a la obra del caddie .familia Padilla,,Liliana y Dr. Maklin mi patrón Dr. Eduardo Basigaluppi muchos años aprendiendo de el como caddi
    Gracias , Gracias ,Gracias ,

  10. jose DO CAMPO Avatar
    jose DO CAMPO

    TOTALMENTE DE ACUERDO CON LA NOTA,ES QUE LA JUSTICIA LABORAL TIENE UN SOLO OJO,CON ESE OJO DICTA MEDIDAS INCONGRUENTES CON LA REALIDAD Y CONDENA A UN MONTON DE CHICOS Y JOVENES ,EN SU MAYORIA HUMILDES O MUY HUMILDES ,A NO PODER PROSPERAR Y CRECER COMO PERSONAS,TANTO CULTURALMENTE COMO ECONOMICAMENTE,TODO POR HACER JUSTICIA EQUIVOCADA DESDE UN SILLON FRENTE A UN ESCRITORIO DESCONOCIENDO O IGNORANDO LA REALIDAD DE ESTE DEPORTE

  11. Néstor Ciminieri Avatar
    Néstor Ciminieri

    Cómo arreglamos esto? No podemos solicitar una ley por la cual los caddies no dependan de los clubes? Creo que lo primero que habría que hacer es que no se puedan agremiar. Tenemos que resucitar esa fuente tan especial de nuestro golf!!!!

  12. Horacio M LYNCH Avatar
    Horacio M LYNCH

    En 2017. con Macri y con TRIACA en el Mo. de trabajo, intenté con la propuestas de un regulación simil EEUU. salvar la actividad, sin éxito. Pensar que en ese momento promocionaban un ‘concurso nacional de oficios’!! ¿Extinguió la justicia a los caddies?: un estatuto para rescatar la actividad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 Comments

  1. Fernando Palacios

    abril 17, 2024 at 10:56 pm

    Muy acertado el análisis.

    Yendo al extremo…

    ¿Podríamos esperar que aplicaran el mismo criterio a…

    1) los manteros? y considerarlos empleados municipales.
    2) los malabaristas? y considerarlos empleados de Vialidad.
    3) lo vendedores del tren? y considerarlos empleados de ferrocarriles.

    Un poco de coherencia.

  2. Alfonso MLago

    abril 18, 2024 at 3:08 pm

    Comparto los comentarios del Dr Donadio.
    Se de cssos resledes de movilidad resultado de la relacio Caddie jugador ,

    Quiksiers que hubiera una iniciativa para encuadrar la rel profesional Caddie/golfista/ club que permitiera la factibilidad del retorno de la actividad .

  3. Leticia Buffa

    abril 18, 2024 at 3:21 pm

    Totalmente de acuerdo con la mirada planteada. Reflejos de una argentina vieja, anquilosada y chata. Deseo profundamente que este pilar por fin cambie, porque así será imposible evolucionar hacia un país mejor.

  4. Gregorio

    abril 18, 2024 at 3:32 pm

    Acertado comentario

  5. Ronnie Gunn

    abril 18, 2024 at 3:43 pm

    Totalmente de acuerdo. Muy bien relatado

  6. Norberto Vago

    abril 19, 2024 at 2:40 am

    Realmente desacertada la justicia en este caso. Esto fue iniciativa de un grupo to de caddies mayores que resovieron fundar el sindicato de caddies. Sin mayor éxito pero e
    Puso a rodar el negocio del juicio.
    En nuestro club no solo se los tenía sino que se los incentivará para su educación en especial los de edad escolar a los cuales una mentora vieja socia y madre de campeona nacional, les exigía la presentación de su boletín de estudios, organizaba torneos de socios y caddies a beneficio de ellos y muchos otros actos en su favor .
    Tuvimos 2 juicios de caddies que no prosperaron y también a algún socio fue demandado, se terminó la actividad de caddies, se acabó la colaboración económica que aportaban a sus humildes familias,. Y la posibilidad de ascenso social a través de vivir este mundo golfistico que los relacionaba con un mundo al que era de muy difícil acceso para aspirar a logros a través del deporte o de la posibilidad de trabajos estables con socios que pudieran ofrecerlos. el sindicalismo retrógrado y la voracidad de los abogados terminaron con esta franja social
    Arq. Norberto Vago
    Ex Presidente
    Lomas Athletic Club

  7. MARCELO BARBA

    abril 19, 2024 at 8:17 pm

    Una nota excelente del Dr. Miguel A.R. Donadío, no tiene desperdicio; sólo comentar desde lo personal que lamentablemente vivimos en un país de resentidos, resentidos profesionales, que impiden que crezcamos hacia una sociedad más evolucionada. Nosotros los mayores no veremos el cambio, pero estoy convencido que éste llegará; vendrá para la educación, para el trabajo y sus antiguas y equivocadas leyes, vendrán cambios también para la justicia y el castigo para los parásitos que viven de juicios ilógicos e irrazonables; en fin, creo positivamente que ‘subiremos un escalón’ social y moral; que este u otro gobierno dejarán un cambio claro en estos conceptos, que se verá en el tiempo como un hito histórico para quienes (posiblemente nuestros bisnietos) estudien y analicen la historia del país.

  8. Horacio L

    abril 22, 2024 at 2:14 am

    Fui caddie desde los 11 hasta los 20 años, mi padre lo fue, y me hubiera gustado que mi hijo fuera caddie. Me ayudó en mi educación, aprendí a manejar mi economía y tuve contacto con personas de muy alto poder adquisitivo y cultural, con las cuales podía conversar de igual a igual de todos los temas, el golf es así, un deporte de caballeros, y los caddies son parte de eso. Evidentemente algo se desvirtuó como todo en nuestro país, los juicios laborales han hecho desaparecer la oferta de trabajo y hoy cuando juego en el club donde fui caddie, veo a algunos pocos que quedan y son los que quedan de cuando iba yo. El club no permite caddies nuevos. Aprendí a jugar así y me da mucha satisfacción cuando alguien me reconoce y dice: vos fuiste o tenes swing de caddie. Ojalá eso cambie.

  9. Adán brilz

    abril 23, 2024 at 11:20 am

    Adan Brilz actualmente soy profesor de golf y mis inicio fueron de Caddie en olivos golf Club!!! que Gran escuela ser Caddie de niño los socios te dan muchísimos valores para crecer como persona y profesional yo a través de este medio que está muy bien redactado aprovecho para dar las gracias al olivos Golf Club que me salvó a mi y familia muy Humilde a la obra del caddie .familia Padilla,,Liliana y Dr. Maklin mi patrón Dr. Eduardo Basigaluppi muchos años aprendiendo de el como caddi
    Gracias , Gracias ,Gracias ,

  10. jose DO CAMPO

    mayo 14, 2024 at 3:25 pm

    TOTALMENTE DE ACUERDO CON LA NOTA,ES QUE LA JUSTICIA LABORAL TIENE UN SOLO OJO,CON ESE OJO DICTA MEDIDAS INCONGRUENTES CON LA REALIDAD Y CONDENA A UN MONTON DE CHICOS Y JOVENES ,EN SU MAYORIA HUMILDES O MUY HUMILDES ,A NO PODER PROSPERAR Y CRECER COMO PERSONAS,TANTO CULTURALMENTE COMO ECONOMICAMENTE,TODO POR HACER JUSTICIA EQUIVOCADA DESDE UN SILLON FRENTE A UN ESCRITORIO DESCONOCIENDO O IGNORANDO LA REALIDAD DE ESTE DEPORTE

  11. Néstor Ciminieri

    mayo 15, 2024 at 11:45 am

    Cómo arreglamos esto? No podemos solicitar una ley por la cual los caddies no dependan de los clubes? Creo que lo primero que habría que hacer es que no se puedan agremiar. Tenemos que resucitar esa fuente tan especial de nuestro golf!!!!

  12. Horacio M LYNCH

    mayo 17, 2024 at 8:13 pm

    En 2017. con Macri y con TRIACA en el Mo. de trabajo, intenté con la propuestas de un regulación simil EEUU. salvar la actividad, sin éxito. Pensar que en ese momento promocionaban un ‘concurso nacional de oficios’!! ¿Extinguió la justicia a los caddies?: un estatuto para rescatar la actividad

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PODRÍA INTERESARTE

Planeta Golf

Planeta Golf

Planeta Golf

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe todas las novedades y contenido exclusivo.