fbpx
Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Planeta GolfPlaneta Golf

Planeta Golf

Abraham Ancer y Carlos Ortiz junto a otras estrellas del LIV demandan al PGA Tour

Los principales puntos de la demanda de los jugadores del LIV contra el PGA Tour

Por Lautaro López

Desde el surgimiento de la gira LIV Golf, se desató una polémica con el PGA Tour, secundado por el DP World Tour. A medida que algunos jugadores anunciaban su incorporación al nuevo proyecto, la reacción por parte de los circuitos norteamericano y europeo no se hizo esperar. Ahora llegó el turno de la respuesta y once golfistas entre los cuales figuran Phil Mickelson, Bryson DeChambeau y los mexicanos Abraham Ancer y Carlos Ortiz iniciaron una demanda contra el PGA Tour por incumplimiento de la ley antimonopolio.

El Tour ha evolucionado hasta convertirse en un monopolio arraigado con el control del golf profesional. A medida que ha crecido el poder de monopolio del Tour, ha empleado su dominio para crear un arsenal de restricciones anticompetitivas para proteger su monopolio de larga data”, afirma el texto de la denuncia presentada por los jugadores.

También señalan que el circuito “nació cuando Jack Nicklaus, Arnold Palmer y otros golfistas de élite en la década de 1960 determinaron que la PGA de América no les estaba compensando su valor de mercado. Entonces decidieron formar una entidad organizada aparentemente para ‘promover los intereses comunes de los golfistas profesionales’”. Y agregan que “el PGA Tour ha hecho un esfuerzo intencional e implacable para aplastar a la competencia naciente antes de que amenace al monopolio del PGA Tour”.

Phil Mickelson.

En junio, la primera reacción por parte del PGA Tour fue suspender a los jugadores indefinidamente, impidiéndoles participar en los torneos. Luego, si bien fueron autorizados para competir en el Abierto Británico, se tomaron algunas decisiones que reflejaron un trato dispar para el grupo de golfistas del LIV Golf.

Debido a estas sanciones, aquellos que participan en LIV Golf se ven afectados deportivamente dado que no pueden acumular puntos tanto para la Copa FedEx como tampoco para ser elegibles en los equipos de la Copa Ryder y la Copa Presidentes.

En consecuencia, según informó el Wall Street Journal, un grupo de once golfistas encabezados por Phil Mickelson y Bryson DeChambeau junto a Abraham Ancer, Carlos Ortiz, Talor Gooch, Hudson Swafford, Matt Jones, Ian Poulter, Pat Perez, Jason Kokrak y Peter Uihlein demandaron al PGA Tour por incumplimiento de la ley antimonopolio y sostienen que ““El propósito de esta acción es anular las reglas y prácticas anticompetitivas del PGA Tour que impiden que estos golfistas independientes jueguen cuándo y dónde elijan”.

La demanda fue presentada en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos del Distrito Norte del estado de California y cuenta con una extensión mayor a cien páginas. En su tercer punto, denuncian las intimidaciones y afirman: “Como parte de su plan cuidadosamente orquestado para derrotar a la competencia, el PGA Tour ha amenazado con prohibiciones de por vida para los jugadores que juegan incluso en un solo evento de LIV Golf”. Y agregan que “ha respaldado estas amenazas al imponer suspensiones sin precedentes a los jugadores (incluidos los Demandantes) que amenazan con un daño irreparable a los jugadores y su capacidad para ejercer su profesión. Ha amenazado a patrocinadores, proveedores y agentes para obligar a los jugadores a abandonar las oportunidades de jugar en los eventos de LIV Golf”.

Los casos más urgentes incluidos en la demanda son los de Gooch, Swafford y Jones, quienes solicitaron un permiso temporal para participar de los playoffs de la Copa FedEx. Alegan que de no haber sido suspendidos hubiesen clasificado a dicha instancia reservada para los mejores 125 de la clasificación. Si bien otros de los jugadores que firmaron la demanda están en posiciones de acceder al St. Jude Championship como es el caso de los mexicanos, no se ha informado acerca de alguna presentación con ese fin de parte de ellos.

El comisionado del PGA Tour, Jay Monahan, emitió un comunicado en respuesta a la demanda presentada por los mencionados once jugadores y aseguró: “Es un intento de usar la plataforma del PGA Tour para promocionarse y aprovechar sus beneficios y esfuerzos. Permitir el reingreso a nuestros eventos compromete al Tour y la competencia, en detrimento de nuestra organización, nuestros jugadores, nuestros socios y nuestros fanáticos”. Y enfatizó: “seguiremos defendiendo a los miembros que cumplen con las reglas escritas por y para los jugadores”.

En tanto, algunas estrellas del LIV Golf como Dustin Johson, Kevin Na y Patrick Reed no forman parte del pedido debido a que renunciaron a sus membresías del PGA Tour.

En el contexto del último major de la temporada, Tiger Woods se expresó al respecto a los jugadores que se unieron al LIV Golf y comentó: “Creo que lo que han hecho es darle la espalda a lo que nos ha permitido llegar a esta posición”. Recientemente, Greg Norman, director ejecutivo y CEO de LIV Golf, confirmó que a la máxima leyenda del circuito se le había realizado una oferta de 800 millones de dólares para que se sume al LIV Golf.

Carlos Ortiz

Los jugadores también sufrieron algunas consecuencias a nivel personal por su elección de jugar en el LIV Golf. El más resonante fue el Henrik Stenson, quien fue destituido como capitán del equipo europeo para la Copa Ryder cuando se dio a conocer que jugaría en la nueva gira. En su reemplazo fue designado el inglés Luke Donald mientras que el sueco convirtió esa adversidad en motivación y debutó con un triunfo en su primera fecha disputada en Bedmister. En el caso del español Sergio García, luego del Abierto Británico aeguró haber recibido un destrato por parte del danés Thomas Bjorn (capitán de la Ryder en 2018).

Otro de los aspectos presentes en la demanda se refiere a que “el PGA Tour ha amenazado a los sponsors con que deben romper sus relaciones con los jugadores que se unan a LIV Golf, caso contrario se les quitará cualquier oportunidad de patrocinio con el PGA Tour”. Bryson DeChambeau sufrió la cancelación de contrato con algunos de sus sponsors como fue el caso de Bridgestone y Rocket Mortgage.

Por su parte, el PGA Tour anunció el calendario de la temporada 2022/2023 con un aumento en el monto de los premios de varios torneos, uno de los aspectos en los que LIV Golf marca una clara diferencia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

PODRÍA INTERESARTE

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe todas las novedades y contenido exclusivo.