fbpx
Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Planeta GolfPlaneta Golf

cobertura

A diez años de su último triunfo en un major, McIlroy vuelve a Valhalla para el PGA Championship

La historia del golf mundial está signada por aquellos jugadores que marcaron las distintas épocas de este deporte. Algunos como Bobby Jones, Gary Player y Jack Nicklaus alcanzaron la categoría de leyendas hasta el boom que significó la aparición de Tiger Woods, una estrella que dominó el circuito, estableció múltiples récords y marcó un punto bisagra para el golf.

Desde que los problemas físicos y los inconvenientes extradeportivos mermaron el rendimiento de Tiger, el debate sobre su heredero contó con varios candidatos. Uno de ellos es, sin dudas, Rory McIlroy.

El norirlandés acumula 26 títulos en el PGA Tour y 17 en el DP World Tour, con cuatro victorias en campeonatos grandes: US Open 2011, PGA Championship 2012, Abierto Británico 2014 y PGA Championship 2014. Es decir, a McIlroy solo le falta conseguir el Masters de Augusta para lograr su Grand Slam.

RUS

La última conquista del actual número dos del ranking mundial en un campeonato grande fue el PGA Championship de 2014 que se disputó en agosto en el Valhalla Golf Course. En aquella edición superó a contendientes de peso como Phil Mickelson, Rickie Fowler y Henrik Stenson en una ronda final atravesada por la lluvia y se quedó con su segundo trofeo Wanamaker.

De esa manera, a sus 25 años se convertía en el tercer jugador más joven después de Tiger y Nicklaus en alcanzar cuatro títulos en majors. Desde entonces, McIlroy registró muchos éxitos tanto en el PGA Tour como en el DP World Tour, aunque en los campeonatos grandes la suerte le fue esquiva.

Este año, el PGA Championship se llevará a cabo en la misma sede de su última coronación en uno de los cuatro grandes, por lo cual será un escenario favorable para terminar con esa sequía en majors. McIlroy llega tras dos triunfos consecutivos en el circuito estadounidense. Junto a Shane Lowry conquistaron el Zurich Classic y este domingo se consagró en Wells Fargo.

“He hecho todo lo que hay que hacer en el juego desde 2014. Lo único que necesito hacer es conseguir otro major. Una victoria como esta (Wells Fargo) de cara al PGA Championship de la próxima semana es una buena manera de prepararme para eso“, comentó McIlroy a CBS.

A lo largo de estos años sin victorias en majors, finalizó veinte veces entre los diez mejores, con tres segundos puestos en el Abierto Británico 2018 en Carnoustie, el Masters 2022 y el US Open 2022 en Los Ángeles Country Club. Además, en 2022 terminó tercero en St. Andrews, donde llegó como uno de los líderes a la jornada final y una ronda con pocos birdies le impidió resistir la embestida de Cameron Smith.

Hace dos años en Los Ángeles, también pagó caro un cierre de campeonato sin brillo. Su tarjeta de 65-67-69-70 significó un insuficiente score acumulado de nueve golpes bajo el par y en ningún momento pudo generarle presión a Wyndham Clark.

La consistencia de McIlroy se refleja en su ranking dado que, durante esta década de sequía en campeonatos grandes, Rory nunca bajó del 16º lugar en la clasificación mundial. Al igual que en agosto de 2014 arribará a Louisville, Kentucky, como número dos del mundo. Gracias a esa regularidad, ha acumulado títulos tanto en Europa como en Estados Unidos y se ha dado chances de quebrar la racha adversa en majors. De los golfistas que finalizaron en los principales puestos del PGA Championship, el mejor clasificado actualmente después de McIlroy es Jason Day, actual 19º del mundo.

En declaraciones a Sky Sports, el número dos del ranking mundial contó: “Al comenzar esta semana, en un campo en el que me siento cómodo, mi swing se siente más cómodo que antes. Al ir la próxima semana a un lugar donde gané, siento como si las estrellas se estuvieran alineando un poco. Pero tengo mucho golf que jugar y muchos grandes jugadores a los que intentar vencer. Voy al próximo major del año sintiéndome muy bien conmigo mismo”.

Sus éxitos en estos diez años provocan desconcierto ante el dato de no haber sumado otro torneo grande ya que su nivel se ha mantenido indiscutiblemente entre los mejores del mundo. El paso del tiempo, a su vez, lo acerca a la marca que Tiger estableció al ganar la chaqueta verde en 2019, 11 años después de su triunfo en el US Open 2008.

Entre los golfistas europeos ganadores de majors, McIlroy comparte el tercer puesto con Ernie Els y Raymond Floyd. Seve Ballesteros logró cinco títulos y el máximo campeón fue el británico Nick Faldo, con seis conquistas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PODRÍA INTERESARTE

Planeta Golf

Planeta Golf

Planeta Golf

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe todas las novedades y contenido exclusivo.